COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El cineasta Pablo Pérez Fiedler estrenó en 2015 el documental "La tierra que arde", un crudo relato sobre los incendios forestales que durante el verano de ese año afectaron a más de 50.000 hectáreas de los bosques andino patagónicos.

Si bien pasaron seis años del debut, los siniestros continúan siendo noticia año a año, sobre todo en época estival, como es el caso de Cuesta del Ternero, la zona de El Bolsón donde todavía el fuego no se logra sofocar.  La película está disponible para ver de manera libre y gratuita en YouTube y en Cine.Ar. 

La tierra que arde de Pablo Perez Fiedler - Selección oficial PEFF 2018

"En el verano del 2015 más de 50.000 hectáreas de los bosques andino patagónicos argentinos, se vieron arrasadas por el poder del fuego. Si bien la falta de lluvia fue determinante, residentes del lugar insisten que detrás de estos incendios estuvo la intervención del hombre. ¿Qué sospechas hay detrás de esta verdadera catástrofe medioambiental? A través de diferentes personajes, la película se enfoca en los distintos puntos de vista que hay sobre la destrucción de los bosques", explica la sinopsis de la película. 

En 2015 más de 40.000 hectáreas de bosques nativos se incendiaron, fundamentalmente en Lago Puelo, Cholila y parque nacional Los Alerces. Gran parte de estas zonas comprenden territorios protegidos por la ley de bosques, con árboles de más de 1000 años de antigüedad.

Si bien la falta de lluvias fue determinante, residentes del lugar, comunidades mapuches y políticos han salido a poner en tela de juicio el origen de los mismos.   

La tierra que arde es un documental que habla sobre una lucha que se libra a nivel mundial, entre los que anteponen los intereses económicos y los que luchan por la sustentabilidad del ecosistema. ¿Qué hay detrás de los incendios de los últimos años en el sur argentino?, se pregunta el documental. 

La película no solo parte de la premisa de investigar los efectos, causas y daños que provocan los incendios en el sur, sino que también es un homenaje visual a la Patagonia Argentina.