CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El periodista Jorge Rial conduce su programa "Intrusos en el Espectáculo" desde su casa ya que por sus enfermedades cardíacas pre existentes entra dentro del grupo en riesgo. En paralelo, en el piso del programa, todos los panelistas siguen a  la recomendación de mantener al menos un metro de distancia interpersonal. 

Sin embargo, en la tarde de este jueves el conductor vivió un momento de lo más incómodo cuando su cronista, Pablo Layus, tocó timbre en el edificio que vive Mónica Farro e intentó con entrar al departamento de la vedette para entrevistarla. Y es que, si bien el decreto firmado por el presidente Alberto Fernández exceptúa a la actividad periodística de la prohibición de circular, la realidad es que esto tiene el único fin de poder informar a la población sobre la pandemia del coronavirus.

“Está complicado el tema porque dice que hace diez días que no baja, ni siquiera a la puerta. Le estoy pidiendo que baje”, comenzó diciendo el cronista desde la puerta de entrada. “¡Que no salga!”, le advirtió Adrián Pallares desde el estudio cuando vio que Farro abría la puerta. Y, enseguida, Layus le explicó a la vedette que tenían que mantener una “distancia” prudencial.

Sin embargo, un poco desorientado en relación a lo que tiene permitido hacer o no como periodista, el notero decidió ingresar hasta el hall del edificio. “Ni se te ocurra darme un beso como hacés siempre”, le dijo a Mónica al entrar. Y, después de intercambiar un par de comentarios frívolos acerca de su figura, agregó: “Si vamos a ingresar a la casa de ella, hay que desinfectarse. Yo traje el alcohol en gel”. Pero, en ese momento, Pallares desde el piso lo frenó: “Yo diría que ahí estamos bien. Si no, te tenés que sacar la ropa según algunos médicos. Qué lo salude directamente a Jorge que está en casa”.

Indignado ante esa situación, Rial no dudó en alertar a sus compañeros: “Estamos cometiendo una locura”. “Sí, no está bien esto, chicos. Los vecinos se pueden quejar”, agregó Marcela Tauro, mientras el conductor se agarraba la cabeza en gesto de desaprobación.

El móvil continuó durante unos pocos minutos, en los que los panelistas le preguntaron a Farro por su vida conyugal junto a su marido, Leandro Herrera, durante la cuarentena. Pero Rial seguía negando con la cabeza, sin poder creer lo que estaba sucediendo. Y, como era de esperar, las criticas en las redes sociales no tardaron en llegar.

Por eso, apenas terminó el programa, el mismo Rial se encargó de reconocer el error que habían cometido mediante un posteo en su cuenta de Twitter. “Hoy en @Intrusos cometimos la torpeza de romper la cuarentena para entrevistar a @farromoni. Una actitud absolutamente irresponsable que solo me lleva a pedir disculpas públicas. Personalmente estoy respetando el aislamiento y le pido a todos que lo hagan”, escribió el conductor, que agregó el hastag #QuedateEnCasa.

JORGE RIAL on Twitter