COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – A Alan Nahuelmilla, asesinado a golpes el fin de semana, lo acusaban de robarle un TV a un vecino. Según la autopsia, tenía ambos pulmones estallados a causa de lesiones contusas. Además, se conoció que le cortaron las orejas con un alicate. Este lunes detuvieron a otro sospechoso y ya hay tres demorados por el homicidio del joven de 17 años. Su amigo se recupera en el Hospital.

El jefe de la Unidad Regional, comisario mayor Ricardo Cerda, le confirmó a Jornada que el principal sospechoso está detenido y que en un recorrido por la escena del crimen, en los confines del barrio Máximo Abásolo junto a la ladera del Cerro, ubicaron tres domicilios que fueron parte de un periplo de torturas contra el joven.

Se trata de viviendas ubicadas a menos de 200 metros del sitio donde se produjo el ataque.

Además, Cerda informó que secuestraron cámaras de seguridad donde habría detalles del crimen y destacó la labor de las áreas policiales que obtuvieron rastros de que el cuerpo pueda haber sido arrastrado de un lugar hacia otro.

Al joven asesinado lo desnudaron junto al amigo que lo acompañaba. A su vez, los ataron en sus extremidades y golpearon, incluso con las culatas de las armas de fuego de los agresores.

Hubo cuatro allanamientos. Tal como informó ADSUR, este lunes por la noche un sospechoso de 33 años fue detenido en la calle Mahuida por ser el principal sospechado del ataque.

El comisario confirmó que el joven fallecido tenía las orejas cortadas con un alicate y los pulmones estallados, producto de heridas contusas.

Precisó que primero trasladaron al asesinado a un patio, pero luego fue llevado a la rastra hacia al menos otras tres viviendas.

Los investigadores adelantaron que la imputación para los posibles autores del hecho se enmarcará en las figuras de secuestro, privación ilegítima de la libertad, tortura y asesinato.