Todavía faltan precisiones, ya que desde el ámbito nacional no se enviaron aún los listados de usuarios de gas y electricidad que comenzarán a perder el subsidio desde este mes. Sin embargo, algunas simulaciones que se hicieron desde las prestatarias del servicio permiten atisbar de cuánto sería el impacto que, de forma progresiva, empezará a verse en las facturas de los hogares que se queden sin la cobertura del Estado nacional. 

“No podemos anticipar cómo quedarán las tarifas porque aún no nos entregaron los listados de los usuarios –explicaron desde ámbitos cercanos a la distribuidora de gas-. Lo único que se ha determinado es el valor del metro cúbico para los sectores de ingresos altos, pero al día de hoy todavía resulta inaplicable”. 

Cómo sería la suba en gas y electricidad con la segmentación desde septiembre en Comodoro

Por otra parte, desde la SCPL se presentó ante un plenario de concejales una aproximación a los cambios que provocará en el sistema tarifario la decisión del gobierno nacional, aunque tampoco cuentan aún con la información referida a cada uno de los comodorenses y radatilenses que recibirán el primer impacto desde la próxima ‘boleta’. 

Ambas situaciones muestran el grado de incertidumbre en el que todavía se encuentran as compañías de servicio, aun cuando la quita del subsidio empieza a regir desde este mes, para lo que se han fijado los nuevos precios, tanto para gas como para energía eléctrica. 

Se cree que el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) y el Ente Nacional Regulador de Energía Eléctrica (ENRE) comenzarán a remitir los listados de usuarios en esta semana, a partir de lo cual las prestadoras estarían en condiciones de facturar con los nuevos cuadros tarifarios.

Si no fuera así y se debiera esperar al mes siguiente, el problema que se generaría es que los usuarios que pierden parte del subsidio podrían recibir, en una factura posterior, el impacto de dos meses de aumento juntos. 

Cómo fue la segmentación 

El trámite que los usuarios de todo el país realizaron para permanecer en el sistema de subsidios determinó 3 grandes grupos, en base a los ingresos familiares mensuales. El primer sector, definido como ‘Nivel 3’, perderá la totalidad de los subsidios y es el de ingresos más altos, que superen 3,5 canastas básicas totales. 

Para la región patagónica, el umbral de ingresos a superar ascendió en agosto hasta 475.000 pesos, considerando el monto de la canasta medida por el INDEC en julio y aplicando el 22% del adicional por zona desfavorable. De ese modo, los hogares a los que se les verifique un ingreso mayor a ese monto, a través del entrecruzamiento de datos que cada persona habilitó al firmar la declaración jurada, perderán en septiembre un 20% de la cobertura del subsidio, para recibir otro recorte similar en diciembre y comenzar a pagar la tarifa plena, sin aportes del Estado desde enero del año 2023. 

Los demás hogares quedaron subsidios en ingresos medios y bajos, clasificación que servirá para determinar la menor y mayor cobertura que seguirán teniendo, con topes en los aumentos a recibir. 

El nivel 2, de más bajos ingresos, sostendrá una porción mayor de los subsidios y no se verían alcanzados en esta primera etapa por la quita del beneficio. Para el año próximo, los aumentos que reciba este sector no podrán exceder del 40% del coeficiente de variación salarial, que se determinará a fines de este año y es el promedio de los incrementos que tuvieron los sueldos en blanco a lo largo del año.

Cómo sería la suba en gas y electricidad con la segmentación desde septiembre en Comodoro

Para el nivel 2, de ingresos medios, ese tope será de un 80% sobre el coeficiente de variación salarial. Como ejemplo, puede estimarse que este año las paritarias cerrarán en un promedio del 65%. Entonces, el año próximo el nivel 2 tendría un tope de subas tarifarias del 26%, mientras que para el nivel 1, de ingresos medios, el tope de incrementos se elevaría hasta un 52%. El nivel 3, de altos ingresos, será alcanzado por el costo pleno de la energía, por lo que cada aumento le llegaría sin atenuantes.

Dentro de la complejidad del caso y advirtiendo nuevamente que la información es todavía condicional, a la espera de las precisiones que deben llegar desde ámbitos nacionales, delineamos en este informe algunas simulaciones que relejan cómo podría ser el impacto en Comodoro y Rada Tilly. 

Gas: la suba llegará al 100% para quienes pierden todo el subsidio en el cargo variable por consumo 

Según la información a la que tuvo acceso ADNSUR ante la consulta en ámbitos nacionales de Camuzzi Gas del Sur, la única precisión con la que se cuenta hasta el momento es sobre el nuevo precio del metro cúbico de gas, a partir de la quita del subsidio, que se hará en 3 etapas. 

A partir de esos nuevos valores, se puede tomar el ejemplo de un usuario R1 (que es el de menor consumo) que en el área costera del sur de Chubut, hasta agosto pagó 623 pesos mensuales, por un consumo de 122 metros cúbicos por mes. Con el primer aumento, correspondiente a septiembre, la factura subiría a 785 pesos, con una variación de 162 pesos, equivalente a una suba del 26%. 

El mismo usuario llegaría a pagar 1009 pesos con el segundo aumento (correspondiente a la quita parcial de otro 20% del subsidio), lo que equivale a un 62% de suba en el monto del consumo de gas. Y en el tercer impacto, cuando empiece a pagar la tarifa plena, el monto del consumo de gas significaría 1.320 pesos, completando un aumento del 112%. 

En el cuadro de simulación de precios sin subsidio de gas se observan los valores para 3 tipos de usuarios (bajo, medio y alto consumo), tanto para Chubut sur como para la zona costera de Santa Cruz.
En el cuadro de simulación de precios sin subsidio de gas se observan los valores para 3 tipos de usuarios (bajo, medio y alto consumo), tanto para Chubut sur como para la zona costera de Santa Cruz.

Para un usuario medio, definido como R31, que consume por mes unos 361 metros cúbicos, pasaría de pagar 1.892 pesos, en el mes de agosto, a 2.370 pesos en septiembre, lo que refleja un 25% de suba. 

En la segunda etapa, es decir en diciembre el cargo por consumo de gas se elevaría hasta los 3.032 pesos, completando en ese punto 60%. Y en la última etapa, pagaría casi 4.000 pesos, completando un 109%. 

Para un hogar R34, con un consumo medio de 753 metros cúbicos por mes, que hasta el mes pasado pagó 4.379 pesos se elevaría en el primer tramo a 5.374 pesos, a 6.754 pesos en el segundo y a 8.668 pesos en el tercero, completando un 98%.

Para saber en qué categoría de usuarios estás, hay que revisar la factura (marcado en rojo). El cargo variable de consumo se indica en la parte inferior.
Para saber en qué categoría de usuarios estás, hay que revisar la factura (marcado en rojo). El cargo variable de consumo se indica en la parte inferior.

Para usuarios de Santa Cruz en zona costera, los porcentajes de suba por etapa son similares a los de Chubut sur, pero parten desde valores más altos, como se observa en el cuadro que acompaña este informe. 

Los usuarios santacruceños R1, que hoy pagan 1.127 pesos, pagarán al final del camino de pérdida de subsidio unos 2.453 pesos. Los hogares R31, de consumo medio, hoy pagan 3.100 y terminarían en el orden de los 6.600 pesos. Y los R34, que hasta agosto pagaban 6.800 pesos, pasarían a pagar unos 13.500 desde principios del año próximo. 

Otra simulación que pudo observarse es la que corresponde a la zona sur de Buenos Aires, que es compatible con la línea costera hacia el sur e incluye a la ciudad chubutense de Puerto Madryn. El cuadro presenta los siguientes valores para las 3 categorías de usuarios que se toman como ejemplo:

Los valores de este gráfico son estimaciones para la región zona geográfica en la que Camuzzi incluye a Puerto Madryn.
Los valores de este gráfico son estimaciones para la región zona geográfica en la que Camuzzi incluye a Puerto Madryn.

Electricidad: la segmentación puede combinar altos consumos con bajos ingresos 

En el servicio de distribución de energía eléctrica también se cuenta con los nuevos valores de la energía mayorista para quienes pierden el subsidio (si bien, vale reiterar, todavía no hay precisión sobre cuáles usuarios quedarán en esa situación). En la reunión mantenida con concejales, los directivos de la cooperativa presentaron los cálculos sobre cómo impactaría hoy la quita del subsidio, al aplicarse sobre los cuadros tarifarios vigentes. 

Según esa información, los impactos en las facturas irían desde 969 pesos de aumento, para un usuario de altos ingresos que consume hasta 150 kw por mes, hasta los 3.161 pesos para hogares que consuman 400 kw/h por mes. En ambos casos, se trata del cálculo del primer impacto, con la pérdida de un 20% del subsidio, por lo que resta conocer las subas en las siguientes dos etapas, de diciembre y enero. 

Para un usuario de consumo medio, de 250 Kw/h por mes que hoy abona alrededor de 2.300 pesos, el aumento en la primera etapa sería de 3.800 pesos en la primera etapa, siempre que se encuentre dentro del sector de mayores ingresos, por lo que en septiembre recibiría una suba de esa magnitud al perder un 20% del subsidio. 

Los concejales se reunieron en plenario con autoridades de la SCPL para analizar cómo se aplicará la segmentación tarifaria en Comodoro.
Los concejales se reunieron en plenario con autoridades de la SCPL para analizar cómo se aplicará la segmentación tarifaria en Comodoro.

Para consumos de 700 kw, el aumento en la primera etapa sería de unos 6.300 pesos, mientras que para consumos de 2.000 kw/h mensual o más (comercios, etc), el monto de aumento superaría los 19.000 pesos en esta primera etapa. 

También podría darse la circunstancia de usuarios que tienen alto consumo, por residir en zonas donde no se cuenta con redes de gas, pero con ingresos medios o bajos. En ese caso, perderían el subsidio sobre la porción consumida por encima de los 400 kw/h, aunque los aumentos deberían respetar los topes antes señalados, en relación al coeficiente de variación salarial.

Vale insistir que se trata de aproximaciones, ya que todavía puede haber variaciones, por ejemplo en hogares que no tengan ingresos altos, pero consuman más de 400 kw/h por mes, por vivir en barrios que no cuentan con gas natural.

Por otra parte, según trascendió tras el cónclave, en el encuentro se comenzó a evaluar la propuesta de la SCPL para modificar la estructura tarifaria, con el objetivo de que se determine los servicios en forma diferenciada, pero principalmente en busca de que los impactos resulten más equitativos, tratando de atenuar también la situación de los sectores de la ciudad que son electrointensivos.

Esa modificación apuntaría a redistribuir el costo del kilowatt/hora, para que corregir la desproporción que hoy penaliza fuertemente, con precios marcadamente más altos, los mayores consumos.

Hay que tener en cuenta algo más: la “foto” de los aumentos es temporal y resulta atribuible solamente a la quita de subsidios dispuesta por el gobierno nacional. Hay otra suma de elementos que presionan sobre las tarifas y está vinculada al ritmo de la inflación: las paritarias salariales en cada uno de los servicios se siguen actualizando, por lógica sintonía y tratando de seguir el ritmo del costo de vida, mientras que también los costos de la prestación continúan actualizándose, en muchos insumos al ritmo del dólar. 

Un tema de alta complejidad, que en la ciudad y en el país deberá encontrarse el modo de resolver. De lo contrario, los próximos programas de concursos televisivos de fuerte rating no serán de preguntas y respuestas por 1 millón de pesos o para votar a simpáticos cantantes, sino para ganar, con un poco de suerte, el pago de la factura de luz o gas por algunos meses, como ya se ha popularizado, recientemente, en un programa televisivo de Gran Bretaña

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!