PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Eusebio, un poblador de la Meseta de Chubut se refirió a la situación de esa postergada región de la provincia y reclamó que los diputados provinciales evalúen "todo el contexto" de la región . "Si se toman el tiempo suficiente (no 17 años) para aprobar la zona de explotación y evalúan todos los impactos positivos y negativos podamos tener una buena ley que no genere división, y con esa herramienta poder producir algo más y en mejores condiciones, con estructuras eficientes, sustentable y generadoras de empleo", expresó el chubutense.

Eusebio Guridi contó su historia en las últimas horas a través de Facebook: "Nací en Gan -Gan, (en el hospital viejo), Meseta centro-norte de la Provincia de Chubut, me crié en la Pampa de Sacanana (hoy más conocida por el acuífero del Sacanana); escuela Primaria en la 33 de Gan - Gan, colegio secundario en el Nacional de Trelew, estudios universitarios en la Universidad Nacional de La Pampa, y vuelta a Gan Gan a ejercer mi profesión, pero a especialmente a vivir en mi pueblo, donde nací y de donde soy, aunque no pude quedarme".

"Mi familia lleva más de 100 años criando ovejas, produciendo lana y carne, pero cada vez es más difícil invertir y crear estructuras productivas sustentables, eficientes, y generadoras de mano de obra y de recursos. Las limitantes principales: la falta de caminos, falta de energía, falta de servicios e insumos. Las producciones actuales, salvo algunas excepciones, son de subsistencia. 

Las estructuras de los principales establecimientos ganaderos se desarrollaron cuando había conectividad con el resto del país a través del tren de carga y de pasajeros de la linea sur de Río Negro; era más cerca y más barato proveerse desde allí (Maquinchao e Ing. Jacobacci) de ahí venían en mayor escala los víveres y los materiales -recordó-. Por ahí también se despachaban los frutos del país y hasta los animales se llevaban a las zonas de comercialización en vagones jaula del tren".

"Hoy los caminos son los mismos, no ha cambiado ni la traza de las viejas huellas de carro, la energía sigue siendo con motores a combustible (no llega a la zona rural), el tren no funciona como antes; en vez de acercarnos a los centros comerciales nos hemos alejado... Todo nos cuesta más del doble y no tenemos a mano servicios técnicos ni insumos en la medida de las necesidades. Tal vez los legisladores, y especialmente quienes piensan que la explotación de los recursos mineros no se debería autorizar, no evalúan todo el contexto; tal vez si se inicia un proyecto importante en la escala que sea tengamos energía, tengamos mejores caminos, tengamos servicios, tengamos insumos a mejor precio, más a mano; esto para los que seguimos apostando a producir en la meseta", manifestó el chubutense.

"Claro que se puede producir mas, pero sin energía y sin conectividad es imposible; hace más de 100 años que lo intentamos, y es más fácil producir en la costa o en la cordillera. Seguimos solo los tercos, pero creo que en estas condiciones no por mucho tiempo...", confesó y añadió: "Por ahí si se toman el tiempo suficiente (no 17 años) para aprobar la zona de explotación y evalúan todos los impactos positivos y negativos podamos tener una buena ley que no genere división, y con esa herramienta poder producir algo más y en mejores condiciones, con estructuras eficientes, sustentable y generadoras de empleo".