MIAMI - Yanina Latorre, panelista de Los Ángeles de la Mañana, quedó varada en Miami.Tenía que regresar a la Argentina el sábado, tras vacacionar con su familia, pero le cambiaron la fecha del vuelo y permanece en EEUU. Sus dos hijos y su marido, Diego Latorre, ya regresaron a nuestro país. 

“Me cancelaron el vuelo, están cancelando un montón de vuelos. Hay gente a la que le reprogramaron para 10 o 15 días. Es complejo”, dijo Latorre en diáloco con llo Los Ángeles de la Mañana.

Contó: “Yo volvía el sábado, pero el viernes a la noche vi que me mandaron un mail temprano. No cancelaron el vuelo en sí, sino mi lugar en el vuelo. Reprogramaron todo porque achicaron la frecuencia o están sobrevendidos. Hay un lío tremendo porque hay mucha gente en Miami; hay muchos argentinos y chilenos”, explicó.

La panelista agregó: “En el momento que me indigné, Ángel (De Brito) me dijo que disfruté unos días más... Conseguí para este miércoles; espero que no me llegue un mail...”.

Manifestó que "la reasignación de vuelos es un tema de Argentina. Acá a los turistas los siguen recibiendo. Creo que en Argentina y en Chile no quieren que la gente viaje. Cuando firmás una declaración jurada te hacés cargo de que si no podés volver y te cierran las fronteras, te quedás varada afuera y es tu problema”.

Tal como publica Infobae, los Gobiernos de distintos países comenzaron a endurecer las restricciones a los vuelos internacionales en las últimas semanas, ante la preocupación mundial por las nuevas variantes del coronavirus. 

Latorre manifestó que estaba acompañada por su mamá, Dora Caamaño: “Para no quedarme sola le cambié el billete. Con Dora estamos en aerolíneas diferentes. Me cancelaron a mí (el vuelo), pero a ella no. Entonces llamé y la pasé para otro día”.

La mediática admitió sus deseos de regresar al país: “Ya me quiero volver. Hace un mes que vivo en dólares, es dramático. Voy a tener que laburar el triple para pagar la tarjeta”.

Según contó, su mamá ya recibió la segunda dosis de la vacuna Pfizer contra el coronavirus, luego de la polémica que se generó en ese sentido. “La segunda dosis es más rápido... Dora no tuvo fiebre, dolor en el brazo, nada”, aseguró Yanina y resumió: “Yo entiendo que ella está inmunizada por un año. Mamá no tuvo miedo, hay que tener esperanza”.