Luego de que Whatsapp anunciara una nueva función que permitirá a los usuarios ingresar a videollamadas ya iniciadas, especialistas en ciberseguridad advirtieron sobre los riesgos que el uso de esta nueva herramienta podría traer para las personas.

La noticia fue dada a conocer el pasado 19 de agosto por la compañía propiedad del grupo Facebook.

“Hoy lanzamos la función para unirse a las llamadas de WhatsApp. Si te agregan a una llamada grupal o si te pierdes una, puedes unirte en cualquier momento”, explicaron en aquel entonces.

“Con esta nueva función, si alguien no atiende la llamada cuando suena el teléfono, puede unirse igual más tarde. Además, mientras la llamada siga en curso, puede salir y volver a entrar cuando quiera”, detalla la app por medio de su blog oficial.

Sin embargo, y pese a que parece una opción más que interesante para los usuarios, conocido el lanzamiento de esta herramienta varios especialistas alertaron sobre el uso de la misma, explicando que podría funcionar como un “hueco” más por el cual se pueden colar personas indeseadas a las llamadas.

"La conclusión es que, si una persona extraña o malintencionada está en un grupo de WhatsApp, no tendrá problemas para conectarse a una llamada. Todo lo que tiene que hacer es esperar a que la mayoría de los participantes se hayan unido y entonces ingresar sin que nadie note su presencia. El intruso tampoco necesita esperar a que se inicie la llamada, ya que puede conectarse en cualquier momento”, señaló al respecto Victor Chebyshev, investigador principal de seguridad de Kaspersky, empresa especializada en seguridad virtual.

“Hasta la fecha, la mayor parte del software malicioso se ha centrado en interceptar los mensajes de WhatsApp archivados y las conversaciones en línea, y todavía no hemos encontrado ninguna interceptación de llamadas, y mucho menos de llamadas grupales. Sin embargo, si un dispositivo está infectado, es muy probable que el troyano tenga la capacidad de realizar grabaciones a través del micrófono y la cámara del dispositivo, lo que permite a los ciberdelincuentes escuchar cualquier conversación, independientemente del canal de comunicación utilizado, ya sea una aplicación de mensajería o una llamada de teléfono móvil normal”, añadió.

Por este motivo, se recomienda verificar que la App tenga configurado en nuestros teléfonos el cifrado de extremo a extremo, para que o haya forma de que se filtre información en los servidores.

Con información de Infobae.