ESQUEL (ADNSUR) - Este miércoles a la mañana el intendente Sergio Ongarato se reunió con representantes del ámbito de la salud público y privado, donde se brindó un panorama local crítico sobre la situación, a raíz de la suba de contagios de coronavirus, lo que obliga a tomar medidas que minimicen la circulación de forma inmediata.

El planteo del sector al intendente es que la pandemia en Esquel empezó se instaló realmente hace una semana, un escenario muy diferente al que plantean en el resto del país. 

Según detalla EQSNotas, la sincronía con la provincia y con el país no existe: "Venimos meses atrasados y por supuesto tenemos que actuar en consecuencia", explicó un profesional a ese medio. 

Por eso se aconseja hacer lo que ocurrió en el resto de los lugares hizo cuando empezó la epidemia, básicamente ligado a la restricción del movimiento de personas en la ciudad. De esa manera, volvería la circulación por DNI y no se descartan medidas en el acceso.

La preocupación es que el tema llegue también a las clínicas, porque el contagio de personas en ese ámbito podría sacar de circulación a otra tanda de prestadores de salud que también trabajan en el hospital.

Desde el inicio de la pandemia, el objetivo es que el hospital, que tiene la mayor complejidad de la región, responda al virus, en tanto el sector privado siga disponible para atender el resto de las patologías.

Fuente: EQS Notas