COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El protocolo aprobado por el Ministerio de Educación del Chubut estableció el uso de barbijo/tapabocas para los chicos durante la jornada escolar y se prevé que lleven uno adicional ante cualquier eventualidad. Pero una pregunta que se reitera en los grupos de padres de la escuela o incluso ante las autoridades en las reuniones:  ¿Es dañino para los chicos que estén varias horas con barbijo?

Gabriela Dudziak, médica especialista en Otorrinolaringología de Clínica del Valle, habló con ADNSUR y explicó que el uso del tapabocas durante varias horas "un riesgo extra no conlleva". Precisó  que desde la Organización Mundial de la Salud se sugiere "es que los mayores de 6 años lo usen porque lo más chiquititos es más difícil que lo lleven todo el tiempo".

"La verdad es que el barbijo es lo único que nos va a impedir que la enfermedad se propague. .Hay que tratar de mantener esas medidas ahora que empieza el otoño y el invierno, en donde se suele estar en  lugares confinados. Riesgo no conlleva. Tenemos que usarlo bien", manifestó.

En este marco, la especialista indicó:  "uno se lo puede sacar (en un espacio seguro) o recambiar cada dos o tres horas si uno ve que está húmedo, roto o que ya no sirve". Y explicó que  "es importante la hidratación previa y usar una solución fisiológica si se siente la nariz reseca. Pero más que nada son esas medidas de humidificar las vías respiratorias". 

¿El barbijo y la mascarilla acrílica cumplen la misma función? La doctora explicó que en realidad lo que se sugiere es usar el barbijo y la mascarilla, las dos cosas". Sin embargo, explicó que la mascarilla sola protege pero hay algunas que no cubren todo y eso debe tenerse en cuenta.  No obstante, recomendó que  "usando el barbijo es eficiente" estando bien colocado. 

Finalmente, resaltó la importancia de que ante algún problema de respiración, de audición o de alergia es necesario que  los niños antes del ingreso escolar asistan a la consulta y más ahora que van a estar con máscara y distanciamiento. Así también para los adultos, en el caso de los docentes.