Con la canasta básica en 66.488 pesos mensuales medida en todo el país por el INDEC para el mes de junio, la estimación que se maneja habitualmente para Comodoro Rivadavia ubica ese valor en al menos un 15 por ciento más arriba, con lo que el valor de ingreso mensual por hogar que define la línea de pobreza en la urbe petrolera superaría hoy los 77.000 pesos, sin contar el costo de alquileres. En este informe exclusivo de ADNSUR, revisamos cuáles son los precios de la canasta que más subieron durante el último año.

En base al seguimiento que realiza el Observatorio de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la Patagonia, la canasta básica total en Comodoro pudo ser estimada por ADNSUR el mes pasado en 74.000 pesos, tomando como referencia una familia de 4 integrantes, con dos adultos y dos niños. Según ese indicador, el incremento en 30 días es de unos 3.000 pesos. 

Para un hogar de 5 integrantes, con dos adultos y tres niños, el valor determinado a nivel nacional para la canasta básica es de 69.931 pesos. Si se aplica el diferencial del 15 por ciento que el observatorio del docente e investigador César Herrera verifica a partir de las mediciones locales, la canasta en ese hogar comodorense se acercaría a los 80.000 pesos.

Otra comparación esclarecedora es que si se toma la medición de agosto del año pasado, cuando los investigadores locales calcularon en 52.000 pesos el ingreso mensual familiar para no quedar en situación de pobreza, el incremento es de un 48 por ciento en poco menos de un año.

Para el mes de junio de 2019, en tanto, el valor estimado para la canasta comodorense, a partir de datos oficiales, el precio que surge para la canasta comodorense es de 35.820 pesos. Esto significa que en dos años, el costo de vida en la ciudad, en línea con una inflación anual del 50 por ciento, se ha duplicado.

33.000 pesos sólo para comer

La canasta alimentaria, que define la situación de indigencia de familias que no reúnen lo básico para comer todos los días, quedó valuada en 28.414 pesos a nivel nacional, lo que significaría que en Comodoro Rivadavia se eleva hasta casi 33.000 pesos. Este valor refleja el ingreso mínimo por grupo familiar, de 4 integrantes, que se requiere sólo para compra de alimentos, sin contar otros gastos o servicios.

UNICEF realiza permanentes alertas por la situación de la niñez en Argentina.
UNICEF realiza permanentes alertas por la situación de la niñez en Argentina.

Vale recordar que en la medición oficial del INDEC para el segundo semestre del año pasado, el nivel de pobreza en la ciudad se había ubicado en un 32 por ciento de la población, con 75.200 comodorenses que viven en hogares que no alcanzaban el nivel de ingresos necesario para superar ese umbral. Dentro de ese total, la situación de indigencia alcanzaba a 11.800 personas.

A tono con la suba de la pobreza en todo el país, esos valores representaban el doble de lo que se había registrado un par de años antes. El empeoramiento se vio reflejado en otro dato grave: 6 de cada 10 niños de menos de 14 años vive en hogares en situación de pobreza.

En el plano local, los costos de la canasta se elevan cuando el Observatorio de Economía aplica otra metodología para medir los precios, tomando una mayor cantidad de productos y servicios, que marcan una diferencia mayor con los valores registrados por el organismo oficial. En esa medición, la diferencia superaba el año pasado el 32 por ciento a la canasta del INDEC, por lo que si hoy se aplicara el mismo método, el costo de la canasta total en la ciudad, para una familia de 4 integrantes, estaría superando los 88.000 pesos mensuales.

El INDEC mide sólo algunos precios de alimentos en la Patagonia.
El INDEC mide sólo algunos precios de alimentos en la Patagonia.

Las mayores subas de precios de alimentos: carne, leche, aceite y papas

Según el relevamiento realizado por el INDEC para la región patagónica, en lo que refiere al Indice de Precios al Consumidor, continúan verificándose subas anuales por encima de lo que marca el promedio general, que se ubicó en un 50,2 por ciento. 

El gráfico muestra la evolución de precios en dos años. El cursor mostrará los valores de cada producto y período.

Los alimentos que siguen vulnerando ese promedio oficial son la carne picada, con un 74,2 por ciento de aumento en el último año. Mientras en junio de 2020 se relevó en 276,30 pesos por kilo, en junio último valía 495,29, según el organismo oficial.  Es notoria la aceleración de ese precio, ya que en junio de 2020 había subido un 35 por ciento en relación al mismo mes de 2019.  

En lo que hace a carnes, específicamente, un informe publicado por ADNSUR el último jueves mostró incrementos de hasta un 90 por ciento en distintos cortes.

Según los cortes, el precio de la carne supera el 90 por ciento de aumento en un año.
Según los cortes, el precio de la carne supera el 90 por ciento de aumento en un año.

El aceite de girasol es otro de los productos que experimentó una fuerte suba en el último año, con un 75 por ciento acumulado en 12 meses, al saltar desde 157,11 en junio del año pasado a 275,27 pesos por litro, según el promedio de precios relevado en la Patagonia.

En una proporción igualmente importante subió otro alimento básico, ya que el litro de leche en sachet se elevó desde 62,29 pesos hasta 95,62 pesos. También en este caso es notoria la aceleración, ya que en el año previo había incrementado en sólo un 18 por ciento.

El paquete de arroz por kilo registra un aumento superior al 59 por ciento, al elevarse desde 79,90 pesos hasta 127,31 por unidad.
 El kilo de pollo se incrementó en casi un 56 por ciento, desde 121,29 pesos hasta 188,77, mientras que en el año previo el precio creció en sólo 24 por ciento, según datos del INDEC. Otro elemento de consumo popular, la papa, tuvo una variación del 53 por ciento, al elevarse desde los 46,52 por kilo hasta 71,24 pesos. 

Por debajo de la inflación oficial

Los alimentos que menos subieron en el año (contado desde junio 20 a junio 21) son el pan, con un 43,8 por ciento, ya que se elevó desde 120,49 pesos por kilo hasta 173,28 pesos. La harina tuvo una suba algo inferior, de un 21 por ciento, al registrarse en 79,90 pesos, frente a los 60,62 pesos por kilo en junio de 2020.

El paquete de fideos, por kilo, aumentó 28 por ciento, desde 61,86 pesos hasta 79,10 pesos en promedio para la región. 

La docena de huevos registra una suba del 24 por ciento, al elevarse desde 102,37 hasta 134,95 pesos. En este caso hubo una desaceleración, ya que en el año anterior había crecido un 52 por ciento. El azúcar, concluyendo con los alimentos relevados por el INDEC, subió un 21 por ciento, al pasar de 66,58 a 80,53 pesos por kilo. También este producto había trepado fuertemente en el año previo, con un 63 por ciento.

Productos de limpieza con menores subas en un año

La lavandina es el producto con menor suba interanual, entre los relevados por el INDEC, con sólo un 14 por ciento de aumento, al elevarse desde 50,70 pesos a 58,05 pesos por litro. El detergente se incrementó más, en un 29 por ciento, elevándose desde 115,53 hasta 148,91 pesos. Y el jabón de tocador, finalmente con un 20 por ciento, al pasar desde 48,40 hasta 58 pesos por unidad.

Es notorio también que estos productos de limpieza tuvieron el camino inverso, con un ajuste mayor en el año anterior, ya que se aumentó un 31 por ciento, en el caso de la lavandina; un 44 por ciento el detergente y 51 por ciento el jabón.