CALETA OLIVIA - "Es insólito. Estar varada cuatro meses en tu propio país. Ver que en Aerolíneas Argentinas autorizan vuelos a Europa y Estados Unidos pero vos, que sos argentina, no tenés un medio de transporte habilitado para regresar a casa". Así lo vive Isabel Carrizo (57), quien el 6 de marzo viajó en avión de Aerolíneas Argentinas, desde Mendoza a Santa Cruz, para visitar a su madre que había sufrido dos ACV, y por la pandemia de coronavirus nunca más pudo volver.

La mujer vive en el municipio de Las Heras, Gran Mendoza, con su marido, hijos y nietos. Está esperando desde el 20 de marzo que se reactive algún medio de transporte público. Incluso acaba de conseguir que una amiga la acerque en su auto particular hasta una ciudad vecina (sur de Córdoba o sur de Mendoza), pero tampoco se puede. Quienes quedaron varados en otra provincia, por las medidas nacionales de aislamiento social obligatorio por coronavirus, solo pueden retornar en un vehículo propio o remís.

Alquilar un auto con chofer desde Santa Cruz a Mendoza –está a 2 mil kilómetros- puede salir desde 50 mil pesos. Además, el conductor que realice el viaje deberá quedarse 14 días en cuarentena si ingresa a Mendoza, por disposición de un decreto provincial.

Isabel salió el 6 de marzo desde Las Heras. Voló por Aerolíneas Argentinas hasta Comodoro Rivadavia, en Chubut. Desde allí se trasladó en un micro hasta Caleta Olivia, norte de Santa Cruz, donde vive parte de su familia.

“Vine a asistir a mi mamá que tuvo dos ACV (accidente cerebro vascular), de los cuales se está recuperando”, cuenta a Clarín. En mayo, completó un formulario para el retorno de los varados dentro del país. Y le informaron que iban a contactarse si surgía alguna posibilidad de transporte aéreo o terrestre porque la autorización de volver era para quienes tenían un vehículo propio o alquilado. “Hasta la fecha no hemos tenido ninguna información positiva”, dice. Y confiesa que su situación personal es “desesperante”.

Una amiga cordobesa que viajó en junio a visitar a su familia en Caleta Olivia se ofreció a traerla en su auto y dejarla en alguna ciudad vecina, como Río Cuarto o General Alvear, sur de Mendoza. “Consulté en la página del Gobierno de Mendoza para asistir a los varados y me respondieron que 'no está autorizado' que viaje hacia una ciudad cercana". Afirma que el ministerio de Turismo de Mendoza le informó que tampoco está autorizado "que un familiar pueda ir buscarla en un punto intermedio de la ruta que harán de retorno".

Por otra parte, Isabel explica que la conductora del vehículo –su amiga que va con destino final a Córdoba- si la trasladara hasta su casa en Las Heras, estaría obligada a realizar 14 días de aislamiento en Mendoza. Recién después podría seguir hasta Córdoba.

Hubo varios intentos previos de esta mujer para retornar en transporte público. En Aerolíneas Argentinas solo le informan que su vuelta está cancelada y que debe reprogramar su vuelo, sin fecha de reactivación de vuelos comerciales entre la Patagonia y Mendoza.

“También me comuniqué con la empresa de transporte Andesmar, que hace la ruta de Caleta Olivia-Mendoza, me pidieron que complete un formulario porque cabía la posibilidad de viajar en algún momento. Pero, tres meses después, la respuesta es que siguen esperando la autorización del Gobierno para realizar algún viaje terrestre”, detalla. Isabel dice que cuando se sumó a la lista de espera de la empresa de ómnibus de larga distancia, había otras 30 personas anotadas con igual contratiempo.

“Seguimos esperando algo positivo para poder regresar. Da bronca ver que han dispuesto vuelos a destinos internacionales -Miami y Madrid desde agosto- y que quienes estamos esperando dentro del país, no tenemos ninguna respuesta”, dice afligida.

En caso de conseguir el permiso para retornar a Mendoza en el vehículo de otra persona, el periplo de Isabel continuaría dos semanas más sin encontrarse con su marido y el resto de su familia. Los mendocinos repatriados deben hacer cuarentena obligatoria durante 14 días en un hotel, previo a regresar a sus hogares, para evitar posibles contagios de Covid-19. Con esta medida, el Gobierno asegura tener controlados los casos de coronavirus que puedan presentarse por transmisión en otras provincias y se evita la propagación de la enfermedad. Aunque en Mendoza, el virus ya está circulando, con un promedio de entre 25 y 30 nuevos contagios por día.