ESQUEL (ADNSUR) - Una mujer que trabaja en seguridad fue imputada por desobediencia luego de violar el aislamiento obligatorio y ser interceptada en el estacionamiento de un supermercado.

La mujer, miembro de una empresa privada de seguridad, fue notificada el pasado 9 de agosto de que debía permanecer en aislamiento por 14 días.

Sin embargo, no cumplió y este miércoles por la mañana fue interceptada cuando intentaba subir a su auto en el supermercado La Anónima, luego de realizar unas compras, según informó EQSNotas. 

La policía la abordó y notificó al fiscal Cavallo, quien dispuso acompañamiento hasta su casa y su posterior imputación.