ESTADOS UNIDOS -Un nuevo video volvió a dejar expuesta la violencia policial en los Estados Unidos. Esta vez, fue en el estado de Wisconsin donde, este domingo, alrededor de las 17 horas, un agente del departamento de Kenosha le disparó siete veces por la espalda a un hombre negro que estaba desarmado, delante de su familia, cuando éste intentaba subirse a su camioneta.

Las imágenes fueron compartidas en Twitter por el productor de cine Tariq Nasheed y ponen la piel de gallina. En ellas se puede ver a dos efectivos policiales que intentan detener a este sujeto, mientras él no se detiene y camina hacia el vehículo. Cuando intenta subir, uno de los policías lo toma de la remera y efectúa siete disparos.

Una mujer se acerca desesperada, grita, salta y comienza a gritarle a los agentes que acaban de malherir a su familiar.

"Americanos negros. No dejes que nadie priorice ningún otro problema sobre esto. Este tipo de suciedad enferma, avalada por el Estado, que permite que suceda, debería ser nuestra única preocupación", escribió Nasheed junto al material.

La víctima fue identificada como Jacob Blake por el gobernador de Wisconsin Tony Evers. Fue trasladada en helicóptero al hospital Froedtert, en Milwaukee, en estado crítico. Sin embargo, el abogado Ben Crump, que representa a la familia del hombre, contó hace horas a ABC News que "está en condición estable".

"Esta noche, Jacob Blake recibió múltiples disparos en la espalda, a plena luz del día, en Kenosha, Wisconsin", tuiteó Evers. Y agregó: "Aunque aún no tenemos todos los detalles, sabemos con claridad que no es el primer hombre o persona negra en recibir disparos o heridas o en ser asesinado sin piedad a manos de miembros de las fuerzas del orden en nuestro estado o nuestro país".

El departamento de Policía de Kenosha emitió un comunicado en el que informó que abrió una investigación para esclarecer lo sucedido. El agente que realizó los disparos declaró que él y su compañero "se vieron envueltos en un tiroteo", tras acudir a un vecindario por un accidente doméstico. Pero las imágenes difundidas contradicen su versión.

Además, anunció que "los oficiales involucrados recibieron una baja administrativa" hasta que se conozca qué fue lo que sucedió.

Crump, quien también es el abogado de la familia de George Floyd, reveló que los tres hijos de Blake estaban en la camioneta cuando todo ocurrió y que el hombre había intentado intervenir en una pelea entre dos mujeres.

"Vieron a un policía disparar a su padre. Estarán traumatizados para siempre", escribió Crump en Twitter.

En la causa intervino la División de Investigaciones Criminales (DCI) del Departamento de Justicia de Wisconsin (DOJ), según informó el Procurador general del estado Josh Kaul en un comunicado.

Las imágenes generaron el repudio de los usuarios en las redes sociales, donde volvió a posicionarse el hashtag 'Black Lives Matter', que cobró relevancia en las múltiples protestas tras el crimen de George Floyd.

Por este motivo, al anochecer los vecinos de la ciudad estadounidense de Kenosha salieron a las calles para pedir justicia por Blake y se produjeron enfrentamientos con la policía antidisturbios, según imágenes publicadas por el diario Milwaukee Journal Sentinel.

Durante la marcha, algunos manifestantes 'graffitearon' y rompieron los vidrios de la dependencia policial y de algunos vehículos del departamento. A su vez, prendieron fuego pilas de basura y volquetes. Por la noche, la ciudad declaró toque de queda nocturno.

Fuente: TN