COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Un joven desocupado dirigió el tránsito el fin de semana en Estados Unidos y Lisandro de la Torre, donde un importante corte de luz había provocado que no funcionen los semáforos. Ezequiel Romero iba con su señora y su bebé a hacer trámites y cuando observó el caos en esa esquina, con frenadas, bocinazos y gritos de los conductores, no dudó en ayudar. Actuó como un agente de tránsito no oficial, sin uniforme, y dirigió la circulación en el lugar durante dos horas. Ahora pide una mano a las autoridades para encontrar un trabajo. 

Vio que no había semáforos y dirigió el tránsito dos horas

Ezequiel Romero se convirtió este fin de semana en un ángel de la guarda en el caos del tránsito que se producía en el cruce de las avenidas Estados Unidos y Lisandro de la Torre, donde los semáforos no andaban.

Ante la ausencia de inpectores de tránsito, quiso ser solidario con los automovilistas y evitar un accidente.

El hombre está desocupado y tiene un bebé. Entregó dos horas de su día para ayudar a la comunidad y ahora busca una oportunidad. Asegura que no le tiene "miedo a la pala" y que puede trabajar "de lo que sea".

Vio que no había semáforos y dirigió el tránsito dos horas

"Me quedé, les dije que tengan cuidado al cruzar, que miren para todos lados porque no andaba el semáforo", contó Ezequiel y agregó: "Hay gente que presta atención y  otra no; algunos no querían bajar la ventanilla porque tenían miedo de que les roben".

Explicó que en el sector la calle está "en subida y la gente no ve qué auto viene de Estados Unidos. Me quedé ahí más que nada para avisar", dijo y resaltó que pudo dirigir el tránsito "sin tener el traje" de inspector para evitar un accidente.

AHORA PIDE AYUDA PARA ENCONTRAR TRABAJO

Ezequiel Romero no tiene trabajo. Por eso, cuando fue entrevistado por el canal anheló: "Ojalá que el intendente (Carlos Linares) o alguien me pueda ayudar a tener un trabajo como la gente porque vengo buscando desde hace rato y la cosa está muy difícil", lamentó.