CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) -  Las puertas de la Casa de Gobierno donde este jueves se velaría al ídolo del fútbol mundial se abrieron a las 6 de la mañana, y tenía previsto concluir sobre las 19 hs. Más temprano, la policía cortó la fila en la avenida 9 de Julio y organizaban una caravana para que la gente despida a Maradona en la calle.

Sin embargo, se registraron incidentes minutos después de las 15 hs en los alrededores de la Casa Rosada, donde volaron botellas y piedras, y tomó intervención la policía. Como resultado de los incidentes hay algunos detenidos y personas heridas.

Tras el ingreso de Cristina Kirchner llegó a la Casa Rosada, la capilla ardiente se cerró por completo al público, y todos los invitados especiales, artistas, políticos, deportistas y personalidades vaciaron el lugar y en ese momento fuera de la Casa Rosada se rompió la fila y comenzaron los incidentes.

Cuando se confirmó que el horario se extendería hasta las 19 y se volvieron a abrir las puertas, la situación adentro de la Casa Rosada terminó de desbordarse y el caos ganó los pasillos y patios de la Casa de Gobierno cuando la gente comenzó a ingresar sin control.

Foto fuente: Perfil
Foto fuente: Perfil

Por los incidentes las autoridades decidieron retirar el féretro con los restos de Diego Maradona de la capilla ardiente, para custodiarlo con efectivos militares dentro del Salón de Pueblos Originarios.

La ceremonia, que habían indicado que se extendería hasta las 19hs, fue suspendida y analizan la forma de realizar la caravana que llevará a Diego hasta su descanso final.