BAHIA BLANCA (ADNSUR) - Un increíble hecho policial se vivió el pasado domingo en General Daniel Cerri, partido de Bahía Blanca, luego de que tras la denuncia de un grupo de vecinos por una supuesta fiesta clandestina en una vivienda de la localidad, la policía descubriera que sólo se trataba de un hombre escuchando música fuerte.

Minutos antes de la medianoche del lunes efectivos de la comisaría de Cerri recibieron un llamado al 911 que alertaba sobre lo que, según se dijo, era una fiesta ilegal llevándose a cabo en el barrio Gurruchaga. Tras arribar el lugar los policías resultaron sorprendidos al corroborar que no se trataba de una 'clandestina', sino que en el lugar sólo había un hombre tomando vino con la música fuerte.

 

 

Notificados sobre el suceso los efectivos procedieron a solicitar al vecino, identificado como Martiniano Ramos Cisneros, que bajara el volumen de los parlantes, pero este respondió con agresividad e hirió a uno de ellos con un cuchillo de cocina.

Inmediatamente el hombre fue detenido y trasladado a la comisaría acusado de atentado, resistencia a la autoridad, amenazas y lesiones.