Luego que una vecina de Lago Puelo denunciara la utilización de vacunas vencidas, este viernes y sábado la Justicia allanó el Hospital de esa localidad y el Área Programática de Esquel. 

El Fiscal Carlos Diaz Mayer confirmó que en ese marco se secuestraron "elementos que puedan demostrar la veracidad de la denuncia y determinar qué pasó".

En sus declaraciones a Radio 3, el funcionario sostuvo que la mujer presentó documentación que certifica su denuncia, y no sería la única damnificada. "Hasta ahora tenemos documentación relacionada con eso y la aplicación a distintas personas, que podrían ser 10, ahora tenemos que averiguar si efectivamente pasó eso y quién es el responsable". 

Las vacunas vencidas corresponden a Covishield.

Según informó EQSNotas, el viernes se allanaron las dependencias del Ministerio de Salud de la calle San Martín, en tanto que este sábado por la mañana el allanamiento se llevó a cabo en el Hospital Rural de Lago Puelo donde secuestró una importante cantidad de documentación.

Ahora todo ese material deberá ser procesado y a continuación también se tomarán las entrevistas correspondientes a los actores del sistema y personas vinculadas con el hecho.

Uno de los puntos que preocupa ante esta situación es cuál es el efecto real que tiene sobre las personas. Es que si bien las autoridades de salud informaron que una vez vencida la dosis no tiene efectos adversos, la mirada está puesta en precisarlo.

En este sentido, el Ministro Puratich indicó que las vacunas habían vencido el 31 de mayo y se aplicaron el 7 de junio, pero advirtió. "En cualquier medicamento eso no es grave, pero se hizo la consulta a Nación y recomendó volverlos a vacunar. Como todo incidente tiene responsables y esa persona ya fue apartada".