OLAVARRIA (ADNSUR) - La Justicia comenzó a poner el foco en las últimas horas en las responsabilidades que pueden haber girado alrededor de la pérdida de una partida de 400 dosis de la vacuna Sputnik V llegada desde Rusia  que tuvo que ser descartada en la localidad bonaerense de Olavarría, luego que se detectara que habían perdido la cadena de frío.

Ante la situación, las autoridades locales iniciaron una investigación ya que, a partir de distintos hechos, se sospecha que pudo haberse tratado de un sabotaje.

Las vacunas, destinadas al personal sanitario olavarríense se encontraba en un freezer del Hospital de Oncología "Luciano Alfredo Fortabat", que pertenece al gobierno bonaerense.

El dato fue confirmado por el Ministerio de Salud y responsables de Zona Sanitaria IX; que se presentaron ante la Justicia para abrir una investigación y determinar responsabilidades.

"Constatamos que había una pérdida en la cadena de frío, un desvío", explicó Ramiro Borzi, director de Zona Sanitaria IX, con jurisdicción en el lugar.

Borzi dijo al canal Verte, de Olavarría, que se pudieron advertir varias situaciones sospechosas que permiten especular que se buscó estas consecuencias con las dosis que estaban reservadas a personal médico del distrito, quienes ahora serán vacunado en localidades vecinas.

"Vemos una serie de hechos irregulares, preocupantes y graves", dijo Borzi y enumeró fallas en la cámara de seguridad que enfocaba al freezer, algunos movimientos extraños en la periferia del hospital, la falta de reporte del personal de seguridad y la ausencia del policía que debía estar en la puerta, cuidando el lugar.

Los directivos del Hospital de Oncología "Luciano Fortabat", Silvina Rosende y Mario Díaz, presentaron la denuncia por los hechos registrados en la sede del Poder Judicial: sostuvieron que se trató de un "supuesto sabotaje", según se difundió de manera oficial.

Tomó intervención la fiscalía de turno, la UFI Nº 10 a cargo de Viviana Beytía. También estuvo el fiscal general del Departamento Judicial Azul, Marcelo Sobrino.

Ante todo esto, en las últimas horas comenzaron distintas dirigencias judiciales y desde la provincia se dispuso la llegada a Olavarría de funcionarios provinciales para intentar aportar elementos y la propia investigación interna.