Un hombre oriundo de los Estados Unidos fue condenado a 9 años de prisión, luego de haber sido hallado culpable de usar las ayudas del Gobierno para comprarse un auto de lujo.

El ciudadano, un empresario de 30 años, recibió la acusación de "fraude electrónico y blanqueo de dinero" luego de que se descubriera que obtuvo más de 1,6 millones de dólares en préstamos blandos de un programa de ayuda federal.

Según se supo, el hombre no solo adquirió un auto de alta gama, sino que también canceló un préstamo sobre una de sus propiedades y se compró un reloj de la marca Rolex.

"El señor Price espera que otros aprendan de su castigo que no hay dinero fácil. Tiene el resto de la condena de 110 meses para reflexionar, arrepentirse y reconstruir su vida malgastada", afirmó su abogado luego de conocer la sentencia.

Cabe destacar que cerca de 150 personas son investigadas en la nación norteamericana por presuntos fraudes relacionados con el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP), y 75 millones de dólares en ganancias derivadas de esos fondos fueron incautadas por la Justicia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!