URUGUAY (ADNSUR) - En medio del creciente temor por la llegada de la segunda ola de coronavirus a latinoamérica, Uruguay analiza comenzar a aplicar, a partir de junio, un pasaporte sanitario para reactivar el turismo local.

Se trata de una decisión anunciada por el subsecretario de Turismo del país rioplatense, Remo Monzeglio, quien afirmó en diálogo con El Observador que se dará una apertura "paulatina" de los vuelos y que habrá "más gente" con ganas de viajar.

"Lo de los dos meses es el objetivo mínimo", sostuvo Monzeglio en relación a la reactivación de la conectividad con el resto del mundo, una medida que podría verse afectada al depender también de la situación sanitaria de los demás países de la región.

Sin embargo, y pese a la prudencia uruguaya, ya comenzaron a darse algunas señales en ese sentido, como la decisión de la aerolínea Iberia aumentar la frecuencia de los vuelos hacia Uruguay a partir de junio.

De todos modos, para el funcionario hay dudas sobre "si enseguida va a haber" clientes para las cinco frecuencias semanales de la compañía española.

Actualmente Uruguay se encuentra en una situación de escalada constante de los casos de coronavirus, y ya registra 167.000 positivos y 1.971 muertes desde el comienzo de la pandemia.