En el marco de una crisis en el sector, con más de 50.000 despidos, los trabajadores de la construcción recibirán el aumento salarial del 22%, retroactivo al primero de abril y que regirá hasta septiembre próximo, informó la entidad sindical.

El acuerdo fue suscripto en un encuentro entre el secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez y el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), Juan Chediack.