CAPITAL FEDERAL - Una flota de más de 300 barcos pesqueros chinos se dirige hacia Chile por estas horas tras pasar por las Islas Galápagos y permanecer cerca de Perú, según advirtió la ONG Oceana, dedicada al monitoreo de los mares.

Según indicaron en un comunicado, los buques ya se encuentran al límite de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Perú y a 400 millas náuticas al noreste de la ZEE de Chile. El conjunto de buques es el mismo “que invadió las costas de las Islas Galápagos poniendo en peligro su fauna marina”, informó la ONG. 

Oceana también afirmó que varios barcos apagaron sus sistemas de seguimiento para no ser detectados, “lo cual indicaría comportamientos ilícitos como, por ejemplo, el traspaso de las fronteras marítimas de algunas naciones en el cono sur”.

Según detalló TN este viernes, la organización ambientalista analizó las rutas de navegación de las embarcaciones a través de la plataforma Global Fishing Watch, donde pudieron detectar a un total de 126 embarcaciones (de las 340 originales) que pescaron durante 23.896 horas, desde el 14 de agosto hasta el 19 de septiembre entre Ecuador y Perú.

Embajada EEUU Perú on Twitter

Según la ONG, la reducción en la cantidad de barcos se debe a procedimientos irregulares. “Sabemos que estos barcos no desaparecieron y se ve pocos de ellos abandonando el área. El tamaño de esta flota debería ser motivo suficiente de preocupación y, aún más, cuando es probable que estén apagando sus sistemas de identificación automática”, afirmó Marla Valentine, Analista de Pesca Ilegal y Transparencia de la oficina de Oceana en Estados Unidos.

La presencia de esta flota había sido alertada por la embajada de Estados Unidos en Perú, en medio del conflicto comercial entre la administración de Donald Trump y China.

“¡Alerta! Una flota de más de 300 barcos de bandera de China con historial de cambiar nombres de barcos y desactivar rastreo por GPS está frente al Perú. La sobrepesca puede causar enormes daños ecológicos y económicos. Perú no puede permitirse semejante pérdida”, escribió en Twitter la misión diplomática estadounidense.

Rápidamente llegó la respuesta de la embajada de China en Perú, que aseguró que su país “siempre concede suma importancia a la protección del medioambiente y a los recursos de la Oceanía”, por lo que deseó que los peruanos “no sean engañados con informaciones falsas”.

La Armada peruana declaró el 23 de septiembre que realizó sobrevuelos de la flota y envió a la patrullera Río Cañete con la misión de controlar el tráfico marítimo en esa zona y comprobar que los buques se quedaban fuera del dominio marítimo peruano, cuyo límite son 200 millas mar adentro desde la costa.

El presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) de Perú, Alfonso Miranda, explicó en a la agencia oficial Andina que estas embarcaciones siguen “la ruta del calamar”.

“Involucran las costas de Ecuador, Perú, Chile y Argentina. En este momento se encuentran frente a las costas de la provincia de Pisco y seguirán su viaje hacia el sur para llegar a Chile y, posteriormente, a las aguas marinas frente a la Argentina”, detalló Miranda.

El responsable del gremio pesquero peruano indicó que cada barco de esta flota tiene en promedio una capacidad de 300 toneladas de carga en su bodega. “Multiplicada por 400 naves, tenemos un total de 120.000 toneladas de capturas por aproximadamente diez días de faena, que luego son transbordadas a sus barcos nodrizas”, calculó. 

Oceana Chile on Twitter

En tanto, la directora de Oceana Chile, Liesbeth van der Meer, mencionó que "hemos visto en años anteriores cómo cientos de estos barcos se han ubicado justo en el límite de los parques marinos de Juan Fernández y Nazca Desventuradas, en donde la Armada de Chile se ha encargado de monitorear y mantener dichas embarcaciones fuera de nuestra Zona Económica Exclusiva”.

“Estamos siguiendo con atención el trayecto y comportamiento de la flota china que se dirige a esta parte del mundo, y que tiene como objetivo capturar jibia o cualquier otra especie de importancia comercial, con una capacidad de pesca gigantesca”, agregó.

César Astete, director de la Campaña de Pesquerías de Oceana Chile, recalcó que según los informes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), China es por lejos la potencia pesquera más grande del mundo, con casi 17 mil embarcaciones chinas que operan en aguas internacionales y representan el 40% de la pesca mundial.

El país asiático, además, ocupa el último lugar en el Índice de Pesca Ilegal, no Declarada y no Reglamentada (INDNR), y su flota se vio constantemente implicada en actividades de sobrepesca, captura de especies en peligro, violación de jurisdicciones de países, alteraciones de documentación de pesca y trabajos forzados.

“Es necesario un compromiso internacional en esta materia, considerando que a nivel mundial el 65% de las poblaciones de peces se encuentran sobreexplotadas, y la acción de las embarcaciones chinas compromete la recuperación en aquellos territorios donde estamos trabajando por proteger zonas de reproducción pesquera”, manifestó Astete en el comunicado.

Fuente: TN