SAN JULIÁN (ADNSUR) - Alrededor de 30 pingüinos aparecieron muertos el sábado por la tarde en la costa de la playa “Tumba Sholl”, ubicada a pocos kilómetros de la localidad de Puerto San Julián. La noticia causó profundo malestar en la comunidad, ya que las aves marinas quedaron atrapadas en redes de pescadores.

En consecuencia, es completamente ilegal dejar colocada una red (trasmallo), sin estar supervisada por pescadores, para evitar que especies protegidas queden atrapadas en las mismas.