(ADNSUR)- A partir del 13 de febrero, 20 mil voluntarios de movimientos sociales recorrerán alrededor de 1000 hipermercados y supermercados del país, para monitorear el cumplimiento del programa Precios Cuidados y el acuerdo de la carne.

Integrantes del Movimiento Evita, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), recorrerán los mercados para verificar que se respete el acuerdo entre el Gobierno y las cadenas que comercializan los productos. Daniel Menendez, coordinador nacional de Somos-Barrios de Pie, destacó  en un comunicado que el presidente Alberto Fernández “manifestó que piensa cuidar que lleguen los alimentos a las mesas de los argentinos y argentinas” y consideró que “los hipermercados tienen un rol fundamental en la formación de sus precios que impactan en la inflación y la pobreza de la población".

Asimismo, Menendez señaló que las grandes cadenas de supermercados “tienen la capacidad de fijar el precio que tienen que pagar los argentinos para poder llevar la comida a su mesa", por lo que consideró necesario “un Estado fuerte que pueda intervenir sobre este esquema con sectores que, ante la necesidad y situación que atraviesa el país, prefieren mantener y potenciar la especulación sobre los precios”.

Los movimientos sociales denunciaron que "los precios abusivos" se multiplican y que se trata en particular de bienes esenciales de la canasta básica. "Los formadores de precios y los grandes grupos económicos que concentran la producción y distribución de los alimentos han decidido ir por el bolsillo de las trabajadoras y los trabajadores de nuestro país", plantearon.

"Los precios abusivos se han multiplicado y en especial en productos esenciales de la canasta básica de alimentos, sin que exista ninguna justificación real para este golpe al poder adquisitivo de la gente", cuestionaron en un comunicado que publica Perfil.