El mundo del tenis vive días de conmoción, luego de que una tenista que denunciara abusos sexuales de un dirigente político desapareciera sin dejar rastros sobre su paradero.

Se trata de la china Peng Shuai, quien días atrás aseguró que un alto funcionario político de su país la había violado, y desde entonces no se sabe nada de ella.

A raíz de lo ocurrido la  WTA, organizadora del circuito femenino, emitió un comunicado firmado por su director, Steven Simon, donde reclamó que "las acusaciones sean investigadas de manera completa, justa, transparente y sin censura".

En el mismo sentido se manifestó la exnúmero 1 del tenis mundial Naomi Osaka, quien dijo estar "conmocionada por la situación", y publicó una foto de la tenista desaparecida en su cuenta de Twitter, junto a la leyenda "la censura no es nunca aceptable venga de donde venga. Espero que Peng Shuai y su familia estén bien y en buena salud".

Novak Djokovic también habló sobre el tema, y dijo que no sabe "mucho sobre el tema, he escuchado cosas desde hace una semana y honestamente es sorprendente que haya desaparecido".

"No tengo mucho más que decir. Espero que la encuentren y que esté bien. Es terrible. Puedo imaginar lo que debe sentir la familia", añadió.

Shuai, de 35 años y ex número 1 en dobles, había usado sus redes sociales para acusar al antiguo viceprimer ministro Zhang Gaoli de haberla obligado a mantener relaciones sexuales sin consentimiento. 

La publicación fue realizada el 2 de noviembre en su cuenta de Weibo, y días después China bloqueó toda referencia a ese mensaje de las redes sociales.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!