BUENOS AIRES (ADNSUR) - Una reunión familiar y mates compartidos en la localidad bonaerense de Coronel Pringles originaron un brote de casos de coronavirus, que obligaron a las autoridades  a retroceder a la fase 3 de la cuarentena.

En tan solo una semana se registraron 51 casos positivos de Covid-19, y se está a  la espera de la evolución de otras 700 personas que se encuentran en aislamiento. "Estamos en una situación complicada", admitió el intendente Lisandro Matzkin.

Una reunión familiar y mates provocaron 51 casos de coronavirus: hay 700 personas aisladas

Hasta la semana pasada la situación en el municipio – de 25 mil habitantes - era otra, dado que habían tenido apenas dos casos de coronavirus desde la llegada de la pandemia.

Según relató, el actual brote surgió a partir de una reunión familiar realizada el 25 de julio pasado, "con poca gente" pero con la participación de "dos personas con síntomas leves". "El otro factor que comienza a surgir después de los seguimientos epidemiológicos, son los casos de personas que han compartido el mate", agregó.

Las reuniones familiares en el distrito "estaban permitidas, hasta diez personas" y que esa reunión tenía ese número, por lo que no habían incumplido las normas. "Lo que sucedió fue que no dijeron nada y estuvieron unos diez días circulando con esa sintomatología leve, y por supuesto fue un factor de contagio, como así también que, en muchos lugares, lamentablemente, donde comparte el mate. Todo esto, hizo esta bola de nieve que hoy tenemos", afirmó a Télam.

Según se indicó, el distrito se encontraba en la fase 5 del distanciamiento social, preventivo y obligatorio, situación por la cual el intendente ahora firmó un decreto para regresar a la Fase 3 que fue consensuado con el Gobierno provincial.