Miles de escorpiones han invadido la ciudad egipcia de Asuán y han matado a tres personas, que no han podido soportar sus picaduras. Otras 503 han tenido que ser atendidas para que se les aplique el antídoto.

Tras las intensas jornadas de lluvia, granizo e inundaciones, volumen de agua en la ciudad es tan grande que escorpiones y serpientes han tenido que buscar refugio en las viviendas. 

La situación es tan grave que se ha tenido que llamar a médicos que se encontraban e vacaciones para atender esta emergencia y ampliar las reservas de antídoto. 

Las personas que han sido picadas por los escorpiones han asegurado que entre sus síntomas se encontraban dolor intenso, fiebre, sudoración, vómitos, diarrea, temblores musculares y espasmos de cabeza.

Ashraf Attia, gobernador de la ciudad, ha pedido a los vecinos que eviten salir de casa y, sobre todo, no se pongan debajo de árboles mientras dure el temporal y los escorpiones sigan por todas todas partes. 

Una de las especies más mortíferas del mundo

Los escorpiones que han tomado la ciudad son ejemplares de escorpión arábigo de cola gruesa o Androctonus crassicauda. Esta especie es una de las más peligrosas de todo el mundo pese a medir algo menos de 10 centímetros. 

Las víctimas de la picadura tienen una hora para recibir el antídoto. De lo contrario puede haber consecuencias fatales

Estos escorpiones poseen un veneno altamente tóxico que puede matar a una persona adulta en una hora. Así, es de vital importancia actuar rápido y acudir al médico con celeridad cuando pica uno de estos ejemplares.

Se estima que en todo el mundo suceden alrededor de 1,2 millones de picaduras de escorpión al año. De todas ellas, solamente el 0,27% acaba en muerte. 

Con información de La Vanguardia

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!