ESTADOS UNIDOS - Esta historia trata de una perra abandonada que se encontraba cercana a dar a luz y de unos gatitos bebés que perdieron a su mamá poco después de nacer.

La perrita vivía en una estación de servicio cerca de la frontera entre Estados Unidos y México y se encontraba con un avanzado embarazo y sufriendo hambre. Fue entonces cuando un refugio local llamado Sunshine Dog Rescue se enteró de su caso y la llevaron a sus instalaciones.

Sin embargo, y a pesar de todos los cuidados que le dieron, el día del parto de Georgia (así la bautizaron) lamentablemente ninguno de los cachorros de su camada sobrevivió producto de un nacimiento prematuro. Eso dejó devastada a la mamá primeriza.

Anita Osa, fundadora del refugio, aseguró que Georgia estaba desconsolada y triste después de la pérdida de todos sus bebés.

“Nunca antes había tenido una mamá que perdiera una camada entera. La mejor forma en que podría describirlo fue que estaba frenética. Estaba tan triste, estaba buscando a esos bebés. Rompió el colchón para niños pequeños en el que la teníamos, tratando de encontrar a sus bebés”.

Una perra perdió a sus cachorros pero adoptó a tres gatitos

La tristeza de Georgia le rompió el corazón a la proteccionista, quien con el objetivo de animarla, decidió hacer un llamado de ayuda en redes sociales buscando cualquier animal que necesitara una madre lactante. Y así fue como llegó el trío de adorables gatitos huérfanos.

Acá se une una triste historia con otra también desgarradora: tras perder a su madre luego del parto, los tres gatitos necesitaban con urgencia de una mamá que los ayudara a prosperar. Así que el destino los unió a Georgia, que no solamente podía alimentarlos sino darle el amor que necesitaban.

Si bien para Anita fue difícil saber cómo reaccionaría Georgia ante la llegada de los gatitos, se sorprendió por el rápido e intenso vínculo que formó de inmediato con los mininos.

“Se los presenté suavemente. Primero tomé uno y dejé que lo oliera, y ella pareció aceptarlo, así que traje a los demás. Es increíble ver cómo se calmó instantáneamente. Creo que los gatitos no tienen idea de que Georgia es un perro”.

Unos días después, desde la página del refugio en Facebook comunicaron que el tercer bebé falleció.

Actualmente para Georgia los dos pequeños gatitos son sus hijos ya que ella los amamanta, los higieniza y el vínculo entre ellos es cada vez más fuerte, publicó TN.

“Es realmente algo digno de ver, ella protege a estos gatitos como si fueran sus bebés”, asegura Anita emocionada.