MAR DEL PLATA (ADNSUR) - Noelia y Hernán, oriundos de Mar del Plata, decidieron pasar un fin de semana en el camping El Griego -en la zona sur de la ciudad- y fueron al parque acuático Aquópolis, donde un juego sufrió un desperfecto que les provocó serias heridas. Él sufrió un corte de 25 centímetros y terminó internado y ella salió volando, lo que le produjo lastimaduras en la cabeza. 

Lamentablemente, la diversión duró poco. Uno de los juegos de los que se tiraron sufrió un desperfecto que le provocó un corte de 25 centímetros a él y le dejó el hueso a la vista. Mientras tanto, ella salió volando del tobogán por lo que tuvo que recibir cinco puntos en la cabeza.

Noelia y Hernán fueron con varios amigos al camping y ese día por la tarde fueron al parque acuático con el hijo de una pareja amiga de 11 años. El hecho ocurrió el viernes de la semana pasada, pero los protagonistas lo difundieron en las últimas horas. 

En diálogo con el medio 0223, Noelia contó: “Nos tiramos de un tobogán con alfombra y después en un gomón los dos juntos. Ahí tuvimos el accidente. El nene estaba esperándonos abajo y fue el que avisó lo que pasó”. 

Cuando estaban por completar el juego se desprendió parte del tobogán. Fue entonces cunado Hernán sufrió un profundo corte en la pierna y ella salió volando por el costado del juego y sufrió un corte en la cabeza. “Además tenemos hematomas por todo el cuerpo”, detalló.

“En todo momento intentaron minimizar la situación”, dijo Noelia. Tras pasar 40 minutos llegó la ambulancia que los trasladó hasta la clínica. Quien se llevó la peor parte fue Hernán debido a que el profundo corte le había dejado el hueso al aire, por lo que además de la sutura recibió un tratamiento con antibióticos y tuvo que permanecer internado. Recién recibió el alta el domingo.

Una pareja sufrió graves heridas al desprenderse un tobogán en un parque acuático de Mar del Plata

“Desde el parque no se volvieron a contactar con nosotros. Les devolvieron a nuestros amigos la plata, pero ni siquiera preguntaron cómo estábamos. La plata ya me la gasté toda en el tratamiento porque mi marido no tiene obra social”, cuestionó Noelia, quien radicó la denuncia policial.