“Nos íbamos a casar en Chipre pero, con el Covid, no pudimos viajar y luego, con las restricciones de invitados, se detuvo todo realmente”. Así explicó Lisa Huggins, una mujer británica de 38 quien junto a su pareja, Christopher Jackson, decidieron dar el sí bajo el agua.

Ambos, se convirtieron así en la primera pareja de Gran Bretaña en casarse debajo del agua. “Para nosotros, esta fue realmente una buena manera, pudimos mantener los números bajos de invitados y hacer algo que amamos”, agregó la novias. 

Huggins y Jackson son buzos profesionales y se casaron en el océano tropical de 864.000 litros en el centro Bear Grylls Adventure, en Birmingham. Los Jackson, de Derbyshire, están en pareja desde hace cinco años, tuvieron algunos invitados inusuales a la boda, incluidos tiburones de arrecife de punta negra. Ambos se casaron también con una gran variedad de peces nadando al lado de ellos.

Una pareja de buzos dio el sí con tubos de oxígeno bajo el agua

“Nos capacitamos para ser buzos juntos, así que es una especie de viaje que comenzamos al mismo tiempo. Casarnos fue solo otra parte de ese viaje para nosotros, nuestro viaje de buceo”, dijo Jackson, de 43 años. El novio expresó que “la pareja tenía que ser imaginativa después de que la pandemia de coronavirus interrumpiera sus planes”.

Dijo Jackson: “Con Covid, no podíamos casarnos porque estábamos encerrados y demás. Luego contactamos a una grupo de gente que nos ayudó para que tengamos nuestra boda submarina”.

“Después de meses de planificar el día finalmente llegó, no sólo para casarme con la mujer de mis sueños, sino con mi mejor amiga y compañera única. Y qué manera de hacerlo”, dijo Jackson en un post de su cuenta de Facebook. “No puedo esperar a pasar el resto de mi vida contigo te amo tanto”, agregó. El momento del torta fue en la superficie, por fuera del oceanario.