COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Son más de 500 los vendedores de La Saladita que están desde el inicio de la cuarentana sin poder trabajar por la prohibición de la venta ambulante. Gustavo Fita, secretario coordinador de  gabinete de la Municipalidad, explicó a ADNSUR,  que los feriantes hicieron un protocolo que se puso en marcha para la venta online, y con personas identificadas para la entrega de la mercadería. “Con gente de ellos, tres en zona norte, y tres en zona sur”. Mientras agregó que “ellos hacen venta por Facebook y redes sociales,  de ahí coordinan la entrega en domicilio, hicieron un esquema”.

Sin embargo, las escasas ventas no les alcanza para vivir. Por eso, organizaron este sábado una olla popular en el predio para que aquellos que lo necesiten puedan retirar un plato de comida, y además, la iniciativa solidaria busca abrir una mesa de diálogo para “comenzar a trabajar”.

En esa mesa de diálogo pretenden unificar un protocolo para pensar en la reapertura de la feria con todos los recaudos sanitarios como la utilización de barbijos, guante y los elementos de seguridad.