KENIA (ADNSUR) - La historia de una mujer viuda conmocionó a Kenia, quien vive en condiciones de extrema pobreza y llegó a simular que hervía piedras para que sus hijos pensaran que iban a comer, informó el sitio El Diario de Cuyo.

Peninah Bahati Kitsao es lavendera, vive en Mombasa y a raíz de la cuarentena por el coronavirus se quedó sin fuente de ingresos. Tiene 45 años, ocho hijos, no sabe leer ni escribir y tampoco consigue otro empleo en este contexto de pandemia.

En su vivienda no hay electricidad ni agua corriente, por lo que simuló poner piedras en una olla mientras esperaba que los hijos se durmieran creyendo que comerían al despertar. El informe televisivo, ganó gran trascendencia a partir del aviso de una vecina que atestiguó la triste situación. De esa manera, comenzó una campaña de donaciones para la viuda, quien recibió dinero gracias a una línea telefónica y una cuenta bancaria que le abrió su vecina.