Una mujer con obesidad quedó detenida en las últimas horas luego de matar a su marido tras sentarse encima de él mientras ambos se encontraban en la cama.

El hecho ocurrió en Rusia, y la responsable fue condenada por homicidio por negligencia, pero impulsan un nuevo juicio para que se le agrave la pena.

Tatyana O, como se identificó a la acusada, tiene 45 años y habrá decidido posarse sobre su marido en el marco de una discusión entre ambos.

En base a los reportes, fue la hija quien vio a su padre inmovilizado boca abajo en la cama y corrió a buscar ayuda de los vecinos, pero cuando la ambulancia llegó al lugar su padre ya estaba muerto.

Las primeras investigaciones indican que el marido de Tatyana quedó boca abajo con la cara encajada en el colchón, con su esposa sentada sobre su cuello, "usando sus piernas para que no pudiera levantarlo".

En ese sentido, la mujer alegó haberlo querido 'calmar' luego de que se enterara de que su marido, quien murió  a causa de "asfixia por bloqueo del sistema respiratorio", había estado bebiendo.

"Estranguló a su marido hasta la muerte con sus nalgas después de beber demasiado alcohol", explicó la revista Life al respecto.

Si bien durante el primer juicio se retiró un cargo de asesinato y Tatyana fue condenada de homicidio por negligencia, sin intención de matarlo, esta semana el Comité de Investigación anunció que busca un nuevo juicio con un nuevo cargo de asesinato contra Tatyana, por lo que su pena a 18 años de prisión y multa de 3000 dólares por 'daños morales' podría agravarse.