Un hecho sin precedentes sorprendió en los últimos días a Brasil, luego de que la policía militar rescatara a un bebé de dos meses que había sido empeñado por su madre para pagar una deuda con narcotraficantes.

El hecho ocurrió en Pontes e Lacerda, Mato Grosso, y la responsable del hecho, que aún no ha podido ser localizada, perdió la tenencia de sus otros tres hijos por no garantizar sus derechos.

“La madre es una conocida adicta en la ciudad desde hace más de 10 años. Tuvo cinco hijos y perdió la custodia de todos, con excepción de uno que murió siendo niño”, explicó al respecto el oficial Sandro Barbosa, uno de los participantes del rescate de la criatura.

Tweet de Prensa Amambay

En base a las autoridades la mujer debía un poco más de 200 reales (40 dólares estadounidenses) a un grupo de narcotraficantes locales, y decidió poner a su hijo como parte de pago.

Sin embargo, las personas que tenían en su poder al bebé no fueron detenidos por el momento dado que aseguran que cuidaban a la criatura de buena fe.