Una mujer de 33 años falleció por coronavirus en los últimos días en Rosario, luego de dar a luz a su hijo, quien se encuentra en buen estado.

En base a los reportes del diario La Capital la fallecida tenía una cesárea programada para el 26 de mayo, pero tras haber presentado síntomas el día 18 se tomó la decisión de adelantar el parto.

Además, si bien los primeros días no tuvo problemas respiratorios, el 24 comenzó con dolores abdominales, náuseas y algunas contracciones y fue derivada al centro médico, donde se le hizo un seguimiento a través del cual los médicos decidieron que el bebé debía nacer antes.

Según el mencionado medio el posoperatorio fue normal, y la mujer pudo pasar algunos días con su hijo. Sin embargo, 72 horas después presentó síntomas respiratorios y fue diagnosticada con neumonía bilateral.

"Fue mala y muy rápida”, afirmaron fuentes médicas respecto a la evolución de la joven, previo a remarcar que “los parámetros inflamatorios de todo su organismo se dispararon sin freno”, a lo que también se sumó “una falla renal”.

A partir del hecho varios profesionales de la Salud en Santa Fe solicitaron al Ministerio de Salud provincial que considerara a las embarazadas como grupo prioritario en la vacunación.