El 5 de noviembre de 1994 un caso policial estremeció a los vecinos de Nueva Gales del Sur, en Australia, luego de que se conociera que una joven modelo de 22 años había desaparecido. 26 años después, la policía local junto a la familia ofrecieron US$ 770.000 por información al respecto.

Se trata de Revelle Balmain, quien fue vista por última vez en la localidad de Kingsford, un lugar donde, a pocos metros, la policía encontró sus pertenencias personales, incluida una bolsa de maquillaje, llaves y un zapato.

Luego de que en 1999 se determinara que Balmain había sido asesinada por una o más personas desconcidas, la causa perdió fuerza dado que nunca fue posible hallar el cuerpo de quien, en base a los reportes, emprendía una carrera en el mundo del espectáculo y trabajaba como dama de compañía.

Si bien todas las sospechas recaían sobre Gavin Owen Samer, de 26 años y quien fue la última persona que la contrató, nunca nada se supo al respecto.

Las autoridades siguieron sin éxito investigaciones con otros posibles sospechosos y hasta consideraron la posibilidad de que Balmain fingiera su propia desaparición. Es por esto que ahora, 26 años después, buscan que el dinero incentive a hablar a toda persona que tenga información sobre el caso.

"Realmente espero que esta recompensa motive a alguien a presentar información que ayude a la Policía a encontrar a los responsables de su desaparición", señaló su hermana previo a afirmar que "la desaparición ha causado un dolor inconmensurable a su familia durante más de 26 años".