SUDÁFRICA (ADNSUR) - Un cazador furtivo fue aplastado por una manada de elefantes en Sudáfrica, mientras intentaba huír de los guardias de seguridad que buscaban echarlo del terreno en el que se encontraba cazando.

El hecho ocurrió en el Parque Nacional Kruger, del país ubicado en el extremo sur del continente africano.

Según trascendió, el hombre buscaba escapar del grupo de personas que protegen a los animales allí presentes cuando fue embestido por el grupo de animales anteriormente clasificados dentro de la familia de los Paquidermos.

"La persona muerta y sus cómplices huían de los guardabosques cuando se encontraron con una manada de elefantes en época de reproducción", señalaron en un comunicado las autoridades del parque.

Las áreas naturales protegidas de África están gravemente amenazadas por la presencia de cazadores furtivos quienes, impulsados por un mercado negro activo, buscan a ciertas especies en peligro de extinción. 

Los cuernos de rinoceronte son uno de los objetos más preciados para quienes practican esta actividad ilegal, por los altos valores de mercado del marfil del que están compuestos.