MÉXICO - Una joven mexicana, de 16 años, vendió 73 centímetros de su pelo para poder comprar oxígeno para su abuelo que se encuentra internado con coronavirus.

La historia de Ana Paola comenzó con un brote de COVID-19 en su familia, totalizando 10 infectados, entre los que se encontraba ella también. Pese a que tuvo leves síntomas como pérdida del olfato y el gusto, su abuelo debió ser internado con un cuadro mucho más grave.

“A mí siempre me ha gustado tener mi cabello largo, creo que físicamente es lo que más me gustaba de mí, lo cuidaba mucho, tardé como dos años para tenerlo así de largo, abajo de la cintura. Me llamo Ana Paola Romero, tengo 16 años, soy estudiante de 4to semestre de bachillerato en la Universidad de Guadalajara, pero desde hace dos meses vivo en Toluca en el Estado de México con mis abuelos Santa y Jesús”, dice la carta que la joven envió a un medio de ese país.

“La oxigenación de mi abuelo bajó a 40, los médicos nos habían advertido que no debía bajar de 90. Teníamos que conseguir oxígeno, veía a los adultos de mi familia preocupados porque está caro, todos estaban juntando el dinero. Entonces yo le pregunté a mi hermana si me tomaba una foto para subirla al Facebook y vender mi pelo”, agregó.

“Yo prefiero perder mi cabello que perder a mi abuelito. De todos modos mi cabello vuelve a crecer, me quedó muy cortito, pero bueno desde antes de que me lo cortara muchísimas personas me apoyaron”, concluyó la joven.