Este lunes, una joven de Río Gallegos emprendió la travesía a pie hasta la figura de la Virgen de Güer Aike. Se trata de Roxana Guala, quien decidió caminar casi 14 kilómetros para cumplir una promesa muy especial: agradecer por la salud de su abuela.

“Estoy cumpliendo la promesa que hice a la virgen de Güer Aike por mi abuela Carmela. Ella estuvo en muy grave estado, tiene muchas patologías y desnutrición, pesa 42 kilos. Hoy vengo a agradecerle a la virgen que al menos hoy puede volver a comer”, expresó Roxana.

Foto: La Opinión Austral
Foto: La Opinión Austral

Todo comenzó cuando su abuela se mudó a Río Grande con una tía de ella. A los pocos meses la regresó a Río Gallegos para hospedarla en un hogar de ancianos, sin que su familia se enterara. 

En el mes de mayo, Roxana comenzó a difundir en redes sociales que estaban buscando a su Carmela, dado que supuestamente no tenían información sobre su paradero. Finalmente, fuentes policiales detallaron que “no estaba desaparecida” y solo se trataba de “un conflicto familiar".

Cuando se enteran del lugar de estadía, denunciaron que se encontraba en un “estado de salud deplorable”. Por este motivo, solicitaron el inmediato traslado de la mujer de 82 años al Hospital Regional. Sin embargo, la joven aseguró que desde la institución geriátrica no permitieron la salida.

“En el Hogar de Ancianos la estaban dejando morir, ahí hice una publicación en redes sociales contando esta situación y se viralizó”, explicó a LU12 AM680 Río Gallegos. Pese a todo este contexto, la anciana se está recuperando aunque no puede volver a caminar: "que ya se esté alimentando por sí misma es un gran alivio", indicó su nieta.

“Estamos en proceso de que ella se pueda mejorar, algunas vecinas nos estuvieron ayudando. Además, uno de sus hijos nos está girando dinero para comprarle pañales”, cerró.