ESTADOS UNIDOS - Una gran tristeza ocasionó el pasado fin de semana la muerte de una jirafa recién nacida en el zoológico de Nashville, en Tennesse, Estados Unidos. Su madre, Nasha, atravesaba un parto complicado y dio a luz con ayuda de los veterinarios.

Después de realizare un chequeo médico de rutina, la pequeña volvió con su madre, pero accidentalmente ella la piso.

Tras ver lo ocurrido, los cuidadores intentaron ayudar a la jirafa bebé, pero no lograron hacer nada para poder salvarla. Tras la autopsia inicial que le hicieron, pudieron determinar que ella falleció por una lesión en el cuello.

Aun quedan más pruebas por hacer para poder determinar exactamente la causa definitiva de la muerte. Rick Schwartz, presidente del zoológico de Nashville, comunicó el sentir del personal del lugar: “Estamos devastados por la pérdida de la cría de Nasha”.

El nacimiento de esta pequeña jirafa fue muy esperado por miles de personas en todo el mundo, los cuales lograron seguir el embarazo y el posterior parto por las cámaras online que se encontraban instaladas en el zoo por un canal local.

Tras haber sucedido el accidente de la pequeña cría, Nasha fue tratada por los cuidadores. Ella se encuentra bien y, según dijeron los directivos del zoológico, va a contar con la asistencia y consuelo del personal durante los próximos días.