SALTA (ADNSUR) - En un pequeño pueblito de Salta los curas de una iglesia decidieron comenzar a cobrar a los fieles por inscribirse y asistir a clases de catequesis.

Los padres denuncian que sacerdotes de la capilla Nuestra señora de Talavera de la localidad de El Quebrachal, ya que implementaron un sistema de tarifas para los menores. Según publicó Qué Pasa Salta, los religiosos cobran $200 por chico.

"Te cobran la inscripción de una clase que es solamente los sábados de 17.30 a 18.30. Hay muchas familias numerosas. Se hace imposible pagar lo que piden los curas", expresó uno de los denunciantes.

La decisión de la Iglesia causó gran indignación entre los vecinos, que además de cuestionarlos decidieron hacerlo publico.