Una empleada de un local gastronómico evitó un ataque sexual por parte de su jefe luego de enviar una nota de auxilio a los clientes del comercio en el que trabajaba.

El hecho ocurrió en Santa Catarina, Brasil, donde la mujer hace labores de cocinera y ocasionalmente prepara pedidos. Fue en uno de esos encargues donde, asustada por lo que podía pasar, envió un pedido de ayuda a los clientes escrito en una servilleta, donde advierte que su empleador buscaba drogarla.

"Por favor, llame a la Policía a esa dirección. Mi jefe me está acosando y está tratando de drogarme. Soy cocinera. Por favor, no es una broma", escribió la joven de 19 años en un papel que logró deslizar sobre la bandeja de uno de los pedidos realizados.

En base a los reportes, una pareja recibió el mensaje y decidió alertar a las autoridades, quienes se hicieron presentes en el lugar y se encontraron con la mujer y su jefe solos.

De acuerdo a la declaración de la denunciante, el hombre de 48 años trató de abusar de ella y le ofreció dinero a cambio de sexo, además de proponerle mezclar alcohol con cocaína.

En el allanamiento realizado, cabe destacar, se hallaron dos paquetes con la mencionada droga, y el dueño fue arrestado mientras continúa la investigación.