En la tarde de este domingo, personal policial  llegó hasta una vivienda de Puerto Madryn donde se estaba desarrollando un festejo con gran participación de personas, a pesar de las restricciones que rigen por la segunda ola de coronavirus, que prohíbe reuniones sociales.

Ocurrió en un domicilio de la calle Bolivia en zona del Parque Industrial Liviano, donde una mujer embarazada celebraba un Baby Shower del que participaron unas 20 personas, indicaron fuentes policiales.

Si bien la mujer no respetó las normas sanitarias vigentes sobre los encuentros masivos de personas, la mujer identificada como D.B., había sido diagnosticada como positivo de coronavirus el día sábado en el Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) Ruca Calil el barrio Perón.

Pese a haber sido confirmado su contagio de Covid-19, la mujer decidió celebrar el festejo de la bienvenida de su bebé. Y se la imputará con el artículo 202, que expresa que "será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas". 

Y a los participantes del evento se los notificó por infracción al artículo 205 del Código Penal, que tiene que ver con las medidas de aislamiento, señaló diario El Chubut.