TUCUMÁN (ADNSUR) - Una docente tucumana que el martes pasado había hecho pública una denuncia por el mal estado edilicio de los edificios escolares locales fue separada este viernes de su cargo.

Se trata de la supervisora de educación media Andrea Miguel, quien además de señalar el mal estado de las escuelas había resaltado la falta de mantenimiento por parte del gobierno provincial durante el año de pandemia.

"Me acaban de noticar. Vine a tomar vista del expediente a la Secretaría de Educación y me doy con que me separan del cargo sin ningún fundamento y de manera arbitraria. Ahora más que nunca queda claro el absolutismo con que se maneja el Gobierno educativo y provincial y que no permite que los docentes puedan hablar”, afirmó la docente.

Y sumó: "Es una injusticia. Estoy convencida de lo que he dicho. Llegué a este lugar de mi carrera docente por concurso, rindiendo muy buenos exámenes. No me voy a callar".

Por otro lado, confirmó que no se arrepiente de su denuncia, dado "el peligro que corren los alumnos y docentes en esos edicios en mal estado, en medio de la pandemia".

"Y lo voy a seguir haciendo; no me van a callar. No quiero ser cómplice de esta situación. Decir la verdad también forma parte de la carrera docente”, cerró Miguel.