Los habitantes de Ushuaia y los turistas que visitan la ciudad podrán participar en estos días de una singular experiencia de esquí urbano, pensada por autoridades y miembros de asociaciones deportivas para fomentar la práctica de los deportes invernales sin necesidad de subir montañas o viajar hasta los complejos especializados.

Los organizadores aprovecharon las inclemencias del tiempo, con nevadas de varios días consecutivos y frío intenso, para acondicionar como pistas de esquí de fondo a dos sitios emblemáticos del centro de la capital fueguina.

Una ciudad patagónica acondiciona pistas para esquiar en las calles

Uno de ellos es una pista de atletismo, llamada “Oscar Oyarzún”, habitualmente usada para el entrenamiento de grupos deportivos, y el otro es el denominado “Paseo de las Rosas”, un área recreativa situada a pocos metros, sobre la costa del Canal Beagle y en pleno centro de la ciudad.

“Lo pensamos para la comunidad de Ushuaia aunque sabemos que genera mucha visibilidad a nivel turístico. La idea es que cualquier persona pueda tomar su equipo y esquiar en el centro, sin necesidad de irse a la montaña o a los valles”, explicó Pablo Valcheff, referente del Club Andino Ushuaia (CAU).

Según Valcheff, el CAU impulsa la misma iniciativa desde hace varios años, aunque no siempre el clima y las instituciones involucradas lo permiten. “Esta vez nos convocaron desde el Instituto Municipal de Deportes, con quienes trabajamos varios proyectos en conjunto. La nieve se compacta con un cuatriciclo y usamos motos de nieve y una herramienta especial para marcar las pistas”, explicó a Télam.

El resultado es una postal de lo más llamativa: gente de todas las edades esquiando como si fueran running, con avenidas, automóviles y peatones a su alrededor. “Es cierto que dependemos del clima. Si sube un poco la temperatura la nieve se va transformando en hielo y tenemos que esperar la próxima nevada”, explicó.

Por su parte, el presidente del Instituto Municipal de Deportes, Camilo Gómez, destacó que el esquí de fondo es un deporte “bien fueguino” y que la experiencia de poder practicarlo en plena ciudad ayuda a “fomentar y potenciar su práctica, sobre todo en los más chicos”, señaló.

.