Una cirujana fue condenada en Austria en las últimas horas, luego de amputarle la pierna incorrecta a un paciente al que deberá pagarle una indemnización de 8.000 euros.

En base a la resolución del juez, la mujer de 43 años es culpable de “lesión por negligencia grave", pese a que esta alegó que todo se trató de un "error humano".

Según trascendió, el paciente damnificado tiene 82 años y fue operado en mayo en una clínica de la localidad de Freistadt, y tras el episodio tardaron dos días en darse cuenta del error.

De esta manera, la cirujana tendrá que abonar 3000 euros en concepto de multa y otros 5000 como indemnización a la familia del damnificado, dado que él falleció antes de que el caso llegara a los tribunales.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!