INDIA (ADNSUR) - La ciudad de Bombay, capital financiera de India, lucha por controlar los contagios del coronavirus. Mientras tanto, los residentes de esa localidad recibieron un regalo visual gracias a llegada de cientos de miles de flamencos, que se apostaron en un humedal cercano a la ciudad.

La zona se convirtió literalmente en una alfombra rosa, brindando un gran espectáculo a las miles de personas que se encuentran confinadas y que desde sus casas han tenido la oportunidad de avistar a estas aves migratorias que por esta época del año siempre hacen presencia en aquella zona.

Cada año, miles de estos animales migran a esta ciudad. En esta oportunidad, decenas de miles de ellas se congregaron en humedales de Talawe, un bosque de manglares cerca de la capital financiera de India, y a unos pocos kilómetros del mar Arábigo.