CAMARONES (ADNSUR) - La Municipalidad de Camarones le pidió a las autoridades de la Cooperativa de Provisión de Servicios Públicos, Consumo y Vivienda Limitada que presente un “estudio de impacto ambiental” para poder remover un poste de luz de una de las calles de la localidad costera.

“Cuando existe voluntad, desde el mínimo esfuerzo es aceptable para alcanzar lo máximo. Sin embargo, ocurre lo contrario: una obra vital para la comunidad de Camarones es demorada por el municipio. No requiere demasiada logística, pero la burocracia estatal y egoísta impide su concreción, se quejó la entidad a través de las cuentas oficiales en redes sociales.

La Cooperativa envió la semana pasada una nota a la intendenta Claudia Loyola para avanzar con el tendido eléctrico de media tensión, que proveerá de energía al sector costero de la localidad, que consta de un cableado aéreo de 600 metros de longitud, para el cual se utilizará un cable de aluminio montado sobre crucetas de madera con aisladores antivandálicos.

Para avanzar con la obra, se requiere solamente la remoción de un poste ubicado en la dársena de calle Estrada, lindera al edificio del Correo Argentino.

Tal como destaca diario Jornada, la prestataria de servicios públicos, con recursos propios, está dispuesta a continuar con el proyecto, que considera fundamental para el desarrollo urbano de la comuna, pero ante el pedido de autorización al municipio, la respuesta fue por lo menos insólita.

“Claramente, desde el Ejecutivo municipal no hay una visión progresista, más bien una tendencia conformista, estática”, cuestionó la Cooperativa.

En los considerandos de su decisión, Loyola expuso que “las tareas afectarían un espacio y bienes públicos”. También manifiesta que “tampoco se acompañó documentación ofreciendo mayores detalles” que avalen la obra. Y que esos trabajos “podrían acarrear un peligro a los peatones”.

La intendenta exige a la Cooperativa una serie de requisitos a cumplir: motivos y origen de la obra; que acompañe copias del proyecto y aprobación de este, si existiera un convenio con la autoridad que respalde esa tarea; quiénes son los encargados de la remoción y responsables de su impacto;que acompañe un informe de Seguridad e Higiene que respalde las condiciones en que será ejecutada la obra; que se indiquen y acompañen el informe de Impacto Ambiental y la necesidad de romper el adoquinado y la poda de un árbol, entre otros.

Por último, aclara que toda obra sobre espacios públicos podrá ser inspeccionada por la Municipalidad. Y respecto al impacto en espacios verdes, deberá expedirse previamente el área municipal que corresponda. Una vez evaluado por el municipio, será analizado por el Concejo Deliberante.

“En definitiva, una demora absurda que priva a la comuna del desarrollo sustentable”, indicaron desde la Cooperativa.