COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Arranque con el mapa de Argentina con los primeros casos. Tengo alguno de mis hermanos en Córdoba y mi familia en Santa Cruz, y la idea era informarnos dentro del grupo familiar de la situación”, dice Carlos Grünewald a ADNSUR.

El profesor de Educación Física por estos días se convirtió en un emisor de información del coronavirus, gracias al trabajo minucioso que comenzó a realizar a través de mapas, con los reportes oficiales que emiten los ministerios de Salud de la Nación y Chubut.

En medio de su jornada, Carlos, oriundo de Las Heras pero radicado hace un tiempo en la ciudad, contó ADNSUR cómo surgió esta iniciativa que cada noche suma interacciones en las redes sociales. “Comencé con el mapa de Argentina. Armaba el mapa con una aplicación que busque en internet y coloreaba por provincia cuando iban apareciendo los casos. Primero era algo para la familia, pero lo empezaron a divulgar y vi que empezó a tener difusión así que le metí un poco más de color y empecé a mirar otros datos, no solo la cantidad de casos totales”, explicó.

Con el incremento de la difusión Carlos decidió publicar su trabajo en Facebook y la respuesta no tardó en llegar. Asegura que recibió consultas de otras provincias, pero poco a poco la actividad se fue complejizando y decidió continuar solo con lo que pasaba en Chubut, trabajando por área Programática.

“La idea es informar a la gente y tener algo didáctico porque no es lo mismo leer la información que verla en un mapa. Entonces que sea algo didáctico, ver colores y datos que se pueden escapar leyendo el informe”, explicó.

Un profesor de Comodoro mapea los datos estadísticos del coronavirus como otra forma de informar

UN TRABAJO DIARIO

El profesor todas las noches espera la llegada del reporte sanitario, tal como hacen los medios de comunicación. Una vez que recibe la información carga los datos actualizados en un mapa que ya tiene prearmado, identificando los casos activos, los recuperados y los fallecidos, además de las zonas afectadas. Así en su último mapa se ven los departamentos de Cushamen, Futaleufú, Languiñeo y Tehuelches en blanco.

“Busco darle claridad a lo datos. También trato de darle mucha visibilidad a los casos recuperados, porque siempre se habla de los casos totales, pero tenemos más de la mitad de casos recuperados, entonces los activos bajan un montón y el número por ahí impacta menos en la gente y se queda un poco más tranquila, más que nada busco eso también”.

El trabajo en un principio le demandaba una hora de su día, coloreando el mapa según la cantidad de casos. Ahora, en menos de media hora lo tiene solucionado, con distintas tonalidades de acuerdo a la variación y con recomendaciones de otros trabajos estadísticos.

Por supuesto, en el medio también hubo complicaciones. Por ejemplo, en más de una ocasión tomaron sus mapas, le agregaron datos y le pusieron su nombre. Por esa razón, Carlos decidió ponerle su propia marca agua, como una forma de garantía del trabajo que se toma sin nada a cambio. Además como respaldo deja los enlaces de Nación y Provincia y borra los mapas de los días anteriores para que no genere confusión.

Para el todo esto tiene una explicación. “Es una parte de mi labor docente, eso de querer informar y me enganché. Lo hago todos los días para tener una información real de lo que está pasando con los informes oficiales, porque por ahí la gente descree que la información no es real pero es la información del Ministerio. Me gusta hacerlo. La idea es continuar”, sentenció este docente que encontró su forma de ayudar en medio de la pandemia.

Un profesor de Comodoro mapea los datos estadísticos del coronavirus como otra forma de informar