"Es gravísimo: tenemos un grupo reducido de gente que ocupamos para otras labores y necesitamos cosecheros, y en todos los alrededores de la quinta, hasta 10 kilómetros, cuando les decía 'te doy de alta en Afip', se iban inmediatamente, porque cobran planes sociales, tarjetas alimentarias, etcétera, que pierden cuando los contrato", explicó a Cadena 3 Ricardo Ranger, productor de El Dorado, Misiones

Ranger asegura que perdió 1,5 millones de kilos de limones y 200 mil de naranjas debido a que no consiguió empleados que quisieran trabajar en la cosecha. En total, estima que la pérdida superaría los 50 millones de pesos. 

Indicó que el salario que cobra el obrero es una suma de hasta 5 mil pesos. En cambio, el salario universal, tarjeta alimentar, y otros planes sociales, "tienen un montón de beneficios, cosa que el obrero en relación de dependencia no".

"Por eso estamos perdiendo la cosecha", sentenció.

Manifestó que el modo en el que se aplican actualmente las ayudas estatales, "son políticas erradas que vienen de hace muchos años" y agregó que "este sistema de subsidios produce más y más pobreza". 

"Acá tiene que ayudarnos el Gobierno a los que somos creadores de trabajo y el Estado se encarga de ponernos a todos en contra. A nosotros nos dicen 'poné en blanco, producí, pagá lo que corresponde' y por el otro te pone a los obreros en contra", detalló. 

Pero la pérdida no es sólo monetaria: "La planta se estresa, se enferma, tuvimos casos que no cosechamos por problemas de precios y la planta murió, así que también vas perdiendo la plantación", dijo.

Fuente: Cadena 3